El Colegio de Médicos de Madrid difunde un panfleto sobre vacunas

— 29 Nov, 2017 - 12:32 pm

Miguel Ángel Sánchez Chillón

Miguel Ángel Sánchez Chillón

En su estrategia de marketing publicitario, el Colegio de Médicos de Madrid (Icomem) ha decidido difundir un panfleto para meter miedo a los ciudadanos si no se vacunan. Desde el Icomem, para dar la impresión de que se trata de algo serio, se asegura que el trabajo ha sido realizado por el Consejo Científico de la corporación, en el que, sin que sepa por qué, figura también el presidente del colegio, Miguel A. Sánchez Chillón. Con tal bagaje científico, sorprende que, en lo que puede ser una intención loable, no se ofrezcan matices sobre la vacunación, lo que obliga a pensar que la difusión responde más a los intereses de la industria de las vacunas que a los de la salud. Es como si defendieran los antibióticos en conjunto y sin matices, y no el uso racional de los mismos. Y es que hay vacunas necesarias, otras que no lo son tanto y otras, sin más, innecesarias. Además, por su estilo, el folleto adolece de un paternalismo intolerable,  como si los ciudadanos fueran niños, pues casi se presentan las vacunas como mágicas y perfectas, que no tienen problemas. En fin, para este viaje no se necesitaban alforjas. Ridículo.

 

11 Comentarios

  1. ANGEL HERNANDEZ says:

    Lamentable este comentario sobre una loable iniciativa del Colegio de Médicos de Madrid. El tono faltón e insultante y la ausencia total de argumentos descalifica este comentario anónimo. Todo son juicios de valor sobre los autores del documento, la entidad que lo ha promovido y en especial su presidente, a los que atribuye intereses. Creo que este comentario roza lo inmoral y también que ha traspasado los límites de la crítica científica y profesional razonables.
    Solicito a Acta Sanitaria que lo elimine y exija a su autor/es más profesionalidad

    • Carlos Nicolás says:

      En la información se adjunta el folleto para quien quiera leerlo. Lo que no es de recibo que un Comité Cientifico ofrezca una visión idílica de las vacunas, como lo realizan los equipos de marketing de los laboratorios. Y encima, el principal argumento sea meter miedo a quienes deciden no vacunarse. Nuestro interés es informar y criticar lo que desentona, como lo hace este folleto/panfleto del Icomem. Por cierto, una institución que trata de aprovecharse de la colegiación obligatoria para sacar rendimientos económicos con los seguros. Habrá que pensar que tal intención mercantil no era la que movió a promocionar las vacunas del modo en que lo ha hecho. En cuanto al presidente, alguien debería explicar qué papel jugaba en el Comité Científico.

  2. Matias Díaz says:

    Es propaganda, habitual de colegios de médicos que velan por el bienestar de las ventas y no el de los pacientes. Empezando por la vacuna más aplicada del mundo que mata más que lo que previene, hasta las vacunas de la gripe y el papiloma que no sirven para nada y sin embargo las promocionan igual. Los promotores de vacunas tienen sangre en las manos por cada lesionado o muerto por vacunas.

    “DTP se asoció con una mortalidad 5 veces mayor que estar no vacunado. … Toda la evidencia actualmente disponible sugiere que la vacuna DTP puede matar a más niños por otras causas que las que ahorra de la difteria, el tétanos o la tos ferina.”

    Mogensen SW, et al. The Introduction of Diphtheria-Tetanus-Pertussis and Oral Polio Vaccine Among Young Infants in an Urban African Community: A Natural Experiment. EBioMedicine. 2017 Mar;17:192-198. doi: 10.1016/j.ebiom.2017.01.041. PMID: 28188123

    • ANGEL HERNANDEZ says:

      No sé si habrá leído en detalle el artículo que cita, me temo que no. Pues bien, mire, ese artículo hace referencia a un estudio realizado entre 1978 y 1983, en el corazón de África (zona azotada por tremendas tragedias: pobreza, malnutrición, etc.) con vacunas que no existen aquí desde hace muchos años: la vacuna DTP de células enteras y la de la polio oral. Pretender proyectar los resultados de este estudio a la realidad actual es querer torcer las cosas. Saludos

  3. Don Rigoberto says:

    Don Carlos, no se si está bien o mal “meter miedo a quienes deciden no vacunarse”. Pero sí sé que por no vacunar a sus hijos hay padres que ahora ya no lo son, y que si quieren visitar a quienes fueron sus hijos han de acudir al cementerio. Con la salud propia no debe jugarse, pero con la de otros debería ser un delito.

    • Carlos Nicolás says:

      Y otros, por no haber recibido información adecuada, deben acudir al psiquiátrico en donde están internados sus hijos como consecuencia de los efectos negativos de la vacuna. Dejemos de meter miedo e informemos mejor.

    • Madre says:

      Don Rigoberto, como usted bien dice jugar con la salud de otros debería de ser delito.En el caso de la seguridad de las vacunas también habría que llegar hasta el final. Desgraciadamente yo visito a mi hijo en el cementerio, en este caso por vacunar…¿Quién ha cometido en este caso el delito? Ningún colegio de médicos, forenses, laboratorios, asociación científica, Aemps… Nadie me ha dado una respuesta a su muerte.

  4. osvaldo camacho castillo says:

    los que no quieren que las farmaceuticas hagan negocio pues que no tomen antibioticos ni anestesicos (cuando vayas al dentista o hacerse una operación como una cesárea o una apendicectomía que no los anestesien) pues esos productos son para que hagan negocio las farmaceuticas

  5. ANGEL HERNANDEZ says:

    En fin, creo que un comentario anónimo como este, no merece más atención. Por mí, lo dejo. Menos hablar y mas reflexionar, y a ello me aplico. Saludos a todos.

    • Carlos Nicolás says:

      En nuestra publicación nada es anónimo, a no ser que usted disfrace su personalidad bajo el nombra que utiliza para sus descalificaciones y para ejercer como censor dictatorial de lo que debe publicarse o no. En fin, ya sabemos como actúan los dictadores.

  6. Madre says:

    Lo realmente insultante y faltón de todo esto, es que cuando hay una reacción adversa grave a estos fármacos biológicos, dónde están todas estas sociedades científicas que respaldan sin objeción de conciencia las vacunas? Cómo se investigan y se basan científicamente estos casos? Què autoridad sanitaria es, la que se hace cargo de investigar este tipo de efectos adversos,descritos todos ellos en ficha tècnica? Créame, esto es en realidad lo más insultante, faltón e inmoral.

Deja un comentario