Tecnología e Investigación

Digitalizar las salas de rayos X mejora la atención al paciente, según Carestream

— Madrid 31 Jul, 2014 - 4:21 pm

31 carestream im

Digitalizar las salas de rayos X mejora la atención al paciente y la eficiencia de los centros hospitalarios y de atención médica en general; en la actualidad, cualquiera de ellas o equipo móvil puede digitalizarse gracias al uso de detectores de rayos X sin cables, según afirma la empresa Carestream, que ya ha instalado en todo el mundo más de nueve mil detectores de rayos X de este tipo.

El uso de nuevos detectores sin cable está impulsando un rápido proceso de digitalización de los equipos de rayos X, que hasta ahora utilizaban la tecnología convencional, es decir, las placas. Este tipo de detectores sin cables permite actualizar los equipos tradicionales de rayos X y convertirlos en equipos digitales que pueden utilizarse en quirófanos, áreas de cuidados intensivos y departamentos de radiología, así como en centros de imagen, residencias de ancianos y hospitales militares y de campaña.

La digitalización de los equipos aporta importantes ventajas, tanto para los pacientes como para los profesionales y los centros sanitarios. Según Manuel Frowein, director general de Carestream Health en España y Portugal, detectores como los equipos DRX “proporcionan en sólo cinco segundos una excelente calidad de imagen, al tiempo que permiten a los profesionales del cuidado de la salud mejorar su productividad y controlar sus costes”.

Digitalización sin cables

Las nuevas tecnologías de digitalización sin cables aportan múltiples ventajas a los profesionales de la salud. Por ejemplo, los nuevos equipos que utilizan como base el yoduro de cesio ofrecen una excelente calidad de imagen y una mejor DQE (Eficiencia Cuántica de Detección); por ello pueden utilizarse en incubadoras y para tratar pacientes en traumatología, ortopedia y otros entornos clínicos.

Asimismo, las nuevas aplicaciones de software de Carestream permiten en una sola exposición realizar imágenes de rayos X en los que se visualizan los catéteres de inserción periférica, PICC, mostrar las cavidades vacías del pecho e incluso suprimir de la imagen la aparición de la clavícula y las costillas posteriores para proporcionar una mejor visión de los tejidos blandos en el pecho. El uso de este software puede ayudar a los médicos a proporcionar un mayor nivel de cuidado al paciente, al tiempo que reduce la necesidad de exposiciones adicionales.