Breves Por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo de esta provincia

Desestimada en Tenerife una petición sobre mascarillas para empleados de ayuda a domicilio

ayuda a domicilio
— Santa Cruz de Tenerife 23 Mar, 2020 - 5:31 pm

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 8 de Santa Cruz de Tenerife ha notificado este lunes, 23 de marzo, el auto que desestima las dos medidas cautelarísimas interesadas por la Federación de Empleados y Empleadas de los Servicios Públicos del sindicato Unión General de Trabajadores (UGT) para que el Ayuntamiento santacrucero y la empresa de ayuda a domicilio subcontratada Clece S.A. asegurara el aprovisionamiento a todos los trabajadores del material y equipos de protección individual “mínimamente necesarios e imprescindibles para asegurar la salud” frente al posible contagio por Covid-19.

Esta autoridad judicial entiende que “no se puede obligar a la empresa ni al ayuntamiento a cumplir una orden que resulta materialmente imposible según las leyes de la lógica y la realidad”. La citada organización sindical pedía que, “en el caso de que no fuera posible asegurar este abastecimiento, la autoridad judicial ordenara la suspensión de la relación o la exoneración de prestación de servicios, con el mantenimiento del deber empresarial de cotizar y abonar los salarios”.

Tras un exhaustivo repaso a la normativa legal desarrollada en relación con la pandemia, esta autoridad judicial concluye que “debe desestimar la primera de las peticiones por la imposibilidad real y manifiesta” de su cumplimiento. Recapitula, además, que de la documental aportada por Clece en la vista en la que se analizó el caso, resulta que el gasto semanal ascendería “a 15.000 mascarillas, 7.500 batas quirúrgicas, 304 gafas y 15.000 guantes para una estimación media de 1.500 servicios/día”. También, el Juzgado desestima la petición subsidiaria de que el servicio fuera suspendido e indica que “en el municipio de Santa Cruz de Tenerife son usuarias de este servicio unas 1.500 personas”. Por tanto, alega que “necesitan como servicio esencial para subsistir la ayuda de estos trabajadores, que acuden a sus domicilios para prestarles asistencia en labores cotidianas y fundamentales de la vida, tales como asearse, comer o tomar medicamentos”.

Deja un comentario