Se reconoce el derecho a carrera profesional del personal sanitario de la administración del Estado

Guardar

CSIT Unión Profesional ha informado de que el Juzgado de lo Social ha confirmado mediante sentencia el derecho a Carrera Profesional a varios trabajadores laborales sanitarios fijos adscritos a centros dependientes del Instituto Social de la Marina y del Ministerio de Defensa, equiparándose en este derecho al personal perteneciente al ámbito sanitario de otras Administraciones Públicas.

image__csit_union_profesional_18466Desde CSIT Unión Profesional señalan que en la Comunidad de Madrid se comenzó reconociendo este derecho exclusivamente al personal de ciertas categorías sanitarias, con una vinculación contractual estatutaria. Por ejemplo, el personal laboral dependiente del Servicio Madrileño de Salud de la categoría de Enfermería, no tuvo reconocido este derecho hasta el 8 de febrero de 2007, a pesar de las numerosas movilizaciones iniciadas desde CSIT Unión Profesional, así como las dificultades encontradas para lograr el objetivo marcado. Hasta la fecha del acuerdo alcanzado, dicho colectivo vino soportando la discriminación retributiva respecto al resto de enfermeros/as del SERMAS, según señalan del sindicato.

A partir de ahora, con la sentencia de 28 de abril de 2014, el personal sanitario de la Administración General del Estado tiene reconocido su derecho a Carrera Profesional, ya que así lo establece dicha sentencia, circunstancia que ya contemplaba tanto la Ley 44/2003 de Ordenación de las Profesiones Sanitarias, como la propia Ley 16/2003 sobre Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud. El derecho a la Carrera Profesional posee carácter universal y no contempla diferencias entre Administraciones Públicas, ya bien sea entre el sector público o privado, o entre regímenes jurídicos distintos, por tanto, es de plena aplicación a los profesionales sanitarios del ámbito de la AGE.

El fallo “abre la puerta”, señalan de CSIT Unión Profesional, al reconocimiento general de todos los profesionales sanitarios con contratos laborales de carácter fijo, que aún carecen del derecho a un modelo de carrera profesional que valore y reconozca su trayectoria profesional, con independencia del ámbito administrativo en que desarrollen su actividad.