El Tribunal Europeo se pronuncia sobre el importe del IVA que deben pagar las farmacéuticas

cuando conceden descuentos a entidades de seguro privado

Guardar

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha respondido a una cuestión prejudicial planteada por un tribunal alemán acerca del sistema común del impuesto sobre el valor añadido (IVA), en el contexto de un litigio entre la Autoridad Tributaria de Bringen-Alzey (Alemania) y la compañía farmacéutica Boehringer, sobre la determinación del importe del IVA que ésta última debe satisfacer por el ejercicio 2011.

curia

Boehringer suministra fármacos, con sujeción al impuesto, a farmacias por medio de mayoristas. En lo que respecta a las personas cubiertas por un seguro privado de enfermedad, la aseguradora no adquiere por sí misma los productos farmacéuticos, sino que se limita a rembolsar a sus afiliados los gastos correspondientes.

Cuando esto sucede, Boehringer debe conceder a la entidad del seguro un descuento sobre el precio del producto farmacéutico, que la Administración tributaria no reconoce como minoración de la contraprestación a efectos del IVA.

En su declaración anual de IVA correspondiente a 2011, la farmacéutica rectificó, en las operaciones relativas a los productos farmacéuticos adquiridos por afiliados a seguros privados, la base imponible deduciendo los reembolsos que debía abonar. Sin embargo, la Administración tributaria consideró que no existía razón que justificara dicha reducción de la base imponible, por lo que fijó el IVA que adeudaba en función de la base imponible sin reducciones.
Recursos y cuestión prejudicial
El laboratorio interpuso ante el Tribunal Tributario de Renania-Palatinado (Alemania) un recurso en el que alegaba que la aseguradora se sitúa al final de la cadena de operaciones, de modo que la base imponible debe reducirse, y que  "carece de relevancia que se trate de reembolsos o de descuentos sobre el precio, que se hayan acordado, debiendo recibir estos últimos el mismo trato desde el punto de vista del IVA".

El Tribunal estimó el recurso de Boehringer y declaró que, efectivamente, no procedía distinguir entre los descuentos sobre el precio concedidos a las aseguradoras y los reembolsos efectuados en el momento de compra. Por su parte, la Administración tributaria interpuso un recurso de casación contra esta sentencia, ante el Tribunal Supremo Tributario de Alemania.

Éste planteó entonces al Tribunal Europeo si una empresa farmacéutica está facultada para reducir la base imponible del IVA cuando suministra medicamentos por medio de mayoristas a farmacias, las farmacias realizan ventas sujetas al impuesto a afiliados a seguros privados de enfermedad y la compañía de seguros reembolsa a sus clientes el coste de la adquisición de los medicamentos, donde además la farmacéutica está obligada por ley a pagar un "descuento" a la entidad aseguradora.

En su sentencia, el Tribunal de Justicia sostiene que, "habida cuenta del principio de igualdad de trato del Derecho de la Unión", el descuento que una farmacéutica concede, en virtud de una ley nacional, a una entidad de seguro privado de enfermedad conlleva una reducción de la base imponible en favor de dicha empresa farmacéutica.