El ICOMEM ha conseguido 26 sentencias con condena de prisión por agresiones a médicos desde 2008

Guardar

Como señala el artículo de Cristóbal Zarco en la página web del Colegio Oficial de Médicos de Madrid (ICOMEM), el ICOMEM ha conseguido 26 sentencias con condena de prisión a pacientes o acompañantes por agresiones a médicos desde 2008.

ICOMEMAsimismo, como informan desde el ICOMEM, la última Sentencia notificada al Colegio del Juzgado de lo Penal 3 Madrid, Sentencia no firme, condena en su fallo al agresor a una orden de expulsión del territorio nacional, con prohibición de entrada durante siete años por la agresión en un centro del SUMMA a un médico, enfermero y un policía nacional, todo ello en sustitución de las penas privativas de libertad por tres delitos de atentado y delito de amenazas, condenando además a un año de alejamiento del médico y enfermero, tres faltas de lesiones , falta de daños, y responsabilidad civil del médico agredido de 900 euros. Es la primera vez que en el caso de agresión a un médico de la Administración Pública, por las especiales características del agresor, se sustituye las penas privativas de libertad por expulsión del territorio nacional.

A fecha de hoy desde 2008, aseguran del Colegio, el ICOMEM ha conseguido, un total de 26 sentencias con condena de prisión a pacientes o acompañantes que han agredido a médicos física (en su mayoría) o verbalmente en la Comunidad de Madrid. Además de estas sentencias de prisión, hay numerosas resoluciones judiciales con órdenes de alejamiento y reconocimiento del médico como Autoridad. Las condenas de prisión en su mayoría incluyen delito de atentado, junto con de delito de lesiones, amenazas… además de ordenes de no comunicación y alejamiento, responsabilidad civil y condena por la comisión de distintas faltas.

Según informa Zarco en su artículo, ante la escalada de casos que se notificaban al Colegio, y la situación de indefensión que se encontraba el colegiado, el ICOMEM, ha prestado asistencia a todos los colegiados que la han solicitado, y luchado con especial beligerancia contra aquellas personas que perjudican no solo al médico, sino al resto de pacientes y sistema sanitario de la Comunidad de Madrid. Estos hechos, han dado lugar a la creación de un departamento, con un letrado especializado en agresiones, que proporciona un tratamiento integral del médico agredido, que va desde la asesoría jurídica, a la asistencia procesal, asistencia psicológica (PAYME), formación, información y prevención de las agresiones.

Dicha actuación se consumó con la firma en mayo de 2008 del “Protocolo de actuación entre la Fiscalía de la Comunidad Autónoma de Madrid y el ICOMEM en materia de agresiones a médicos”, que parte de la base de la consideración del médico como funcionario público, distinción que se contempla como presupuesto básico en la calificación del delito de atentado. Este protocolo marca un antes y un después en las resoluciones judiciales, donde el médico consta como perjudicado. Desde su aplicación, en la Comunidad de Madrid, se han estabilizado, o incluso han disminuido progresivamente las agresiones a médicos notificadas al ICOMEM, asegura.

Archivado en: