El abogado general Bot se pronuncia sobre publicidad en tratamientos dentales

A colación de un litigio acaecido en Bélgica

Guardar

logo_curia
logo_curia
El Abogado General Yves Bot del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE) se ha pronunciado, mediante unas conclusiones, en relación con la publicidad en los tratamientos dentales, lo que surgió a colación de un litigio acaecido en Bélgica, protagonizado éste por el Openbaar Ministerie y el particular Luc Vanderborght.

Bot se pronunció tras una petición de decisión prejudicial llevada a cabo por parte del Tribunal de Primera Instancia de Bruselas. El mismo solicitó un pronunciamiento sobre "la compatibilidad de la legislación belga que establece de manera muy estricta el marco jurídico de la publicidad en materia de tratamientos dentales, tanto respecto del Derecho primario, y en particular de las normas relativas a la libertad de establecimiento y a la libre prestación de servicios, como del Derecho derivado aplicables a las prácticas comerciales desleales y al comercio electrónico".

En este contexto, se expone que el inicio de este procedimiento se halla "en las actuaciones penales incoadas en Bélgica contra Luc Vanderborght, odontólogo general, al que se acusa de haber realizado publicidad, entre el 1 de marzo de 2003 y el 24 de enero de 2014, de las prestaciones de tratamientos dentales que ofrece, de manera contraria a la legislación belga".

Además, se le acusa "de haber colocado en la entrada de su consulta, destinada al público, una gran columna publicitaria de tamaño y aspecto carentes de discreción". "Este cartel constaba de tres caras impresas, cada una de ellas con unas dimensiones de 47 centímetros de alto y 75 centímetros de ancho, en las que figuraban el nombre del profesional, su condición de odontólogo así como el sitio de Internet y los teléfonos de contacto de la consulta dental", explica.
Directivas 2005/29/CE y 2000/31/CE
De esta manera, y refiriéndose a la Directiva 2005/29/CE de prácticas comerciales desleales, el Abogado General Yves Bot manifiesta que "las normativas controvertidas en el asunto principal no están comprendidas en el ámbito de aplicación de la Directiva sobre las prácticas comerciales desleales debido a las limitaciones expresamente previstas por el legislador de la Unión en el artículo 3, apartados 3 y 8, de esta Directiva".

Por su parte, en cuanto a la Directiva 2000/31/CE de comercio electrónico, señala que ésta "debe interpretarse en el sentido de que no se opone a una disposición nacional como la establecida en el artículo 1 de la Ley de 15 de abril de 1958 relativa a la publicidad en materia de tratamientos dentales, en su versión vigente en la fecha de autos, que prohíbe a los prestadores de tratamientos dentales, en el marco de una profesión liberal o de una consulta dental, realizar cualquier tipo de publicidad a través de Internet de sus prestaciones, puesto que dicha disposición pretende garantizar el respeto de las normas de la profesión y se aplica a un prestador establecido en el territorio nacional".

"Una disposición nacional como la establecida en el artículo 1 de la Ley de 15 de abril de 1958 relativa a la publicidad en materia de tratamientos dentales, en su versión vigente en la fecha de autos, que prohíbe a los prestadores de tratamientos dentales, en el marco de una profesión liberal o de una consulta dental, realizar cualquier tipo de publicidad de sus prestaciones destinada al público, ya sea directa o indirectamente, constituye una restricción a la libertad de establecimiento y a la libre prestación de servicios, en el sentido de los artículos 49 y 56 TFUE", explica.

Por contra y para finalizar, el Abogado General Yves Bot concluye indicando que esta restricción está justificada por razones de protección de la salud pública siempre que la legislación nacional controvertida en el asunto principal no tenga como efecto prohibir la mera mención, sin carácter atrayente o incitativo, por parte de dichos prestadores, en una guía telefónica o en otros medios de información accesibles al público, de indicaciones que permitan conocer su existencia como profesionales, tales como su identidad, las actividades que están facultados a ejercer, el lugar en las que las ejercen, sus horas de consulta y los medios para contactar con ellos".