Anulado el proceso de selección de plazas para Atención Temprana del Servicio Andaluz de Salud

La justicia da la razón al Sindicato Médico de esta comunidad

Guardar

913972b9f46e859112f6932831cab709
913972b9f46e859112f6932831cab709
El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número ocho de Sevilla ha dictado sentencia en contra del procedimiento llevado a cabo por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) para la cobertura de las plazas de Psicología clínica y Pediátrica de Atención Infantil Temprana en Andalucía.

Según reza en dicha sentencia, la convocatoria, impugnada por el Sindicato Médico Andaluz (SMA) en octubre de 2016, “es nula de pleno derecho por cuanto que se ha utilizado un procedimiento de selección para la provisión temporal, oferta pública específica, que está previsto para casos distintos del supuesto objeto de la convocatoria”.

A su vez, este dictamen jurídico condena al SAS a abonar las costas del procedimiento interpuesto por el Sindicato Médico de esta comunidad, un total de 2.000 euros, quien puso el caso en manos de sus servicios jurídicos al entender que el proceso emprendido por dicho Servicio de Salud era “tendencioso y no se ajustaba a la normativa vigente".

En su día, esta organización sindical consideró que la denuncia de la Plataforma de Atención Temprana sobre la posibilidad de que los 22 miembros a contratar fuesen previamente escogidos y las bases de las convocatorias se adaptasen a los currículos de estas personas, “tenía muchos indicios de ser cierta” y, además, “coincidía con las tesis que habían estado defendiendo en la Mesa Sectorial de Sanidad”.
Legitimidad vigente
Por este motivo, la sentencia, que paraliza el proceso de selección de las plazas de Atención Temprana puestas en marcha por el SAS en septiembre de 2016, expone que “se ha acudido indebidamente a una convocatoria para la provisión temporal, de carácter eventual, de puestos sin que concurran ninguno de los supuestos que legitima el nombramiento de personal estatutario temporal eventual conforme al artículo 9.3 del estatuto marco y contrario a lo establecido en la Mesa Sectorial de Sanidad”.

Tras conocer el fallo del citado Juzgado, el SMA resalta que “el SAS no puede ser el cortijo de unos pocos”, ya que "el amiguismo, la falta de rigor y la falta de respeto a la legalidad vigente no pueden ser el modus operandi habitual de la Administración Sanitaria que no puede gestionar ignorando la legislación, mientras critica ferozmente a quienes lo hacen”.