Amparo del Constitucional a mujer que queda embarazada a pesar de tener dispositivo anticonceptivo

Dio a luz a una niña con reconocimiento de minusvalía

Guardar

tc
tc
La Sala Primera del Tribunal Constitucional ha emitido este miércoles, 11 de febrero, una sentencia por la que ampara a una mujer que quedó embarazada tras serle implantado un dispositivo anticonceptivo en un barcelonés hospital público de Badalona y que dio a luz una niña a la que la Generalitat de Cataluña reconoció un grado de minusvalía del 70 por ciento.

Según expone esta instancia, que sostiene que la Fiscalía "informó a favor de conceder el amparo", se anulan dos resoluciones de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo, "que rechazó la reclamación de responsabilidad patrimonial formulada por la recurrente contra el Institut Catalá de la Salut, así como el incidente de nulidad de las actuaciones presentado con posterioridad".

El Tribunal Constitucional, además, ordena al Supremo "que dicte una nueva sentencia que sea respetuosa con el derecho vulnerado, esto es, el derecho a la tutela judicial en su vertiente de derecho a obtener una resolución motivada y fundada en Derecho". Según la jurisprudencia constitucional, el deber de motivación de los órganos judiciales "no exige un razonamiento exhaustivo y pormenorizado sobre todas las pruebas aportadas".

A juicio de la presente sentencia, el Tribunal Supremo "no realiza un análisis expreso, ni la sentencia contiene tampoco una respuesta tácita sobre las pruebas que, a juicio de la recurrente, acreditarían que el dispositivo anticonceptivo no fue implantado". Así, según expone, el Supremo "sitúa a la demandante en una posición de imposibilidad probatoria por completo irracional".

Por último, el Tribunal Constitucional manifiesta que las pruebas sobre las que la sentencia sustenta la desestimación del recurso "no tienen la contundencia que la resolución impugnada les atribuye". Éstas son "la declaración testifical de un médico y la del parte del Servicio de Urgencias, aportado por el Institut Catalá de la Salut", concluye.