Política y Sociedad El Consejo General de Dentistas publica su Informe Técnico demográfico

El número de dentistas en España se incrementó un 43% en los últimos 10 años

— madrid 9 Sep, 2021 - 1:49 pm

El Consejo General de Dentistas ha publicado su informe técnico sobre la demografía de los dentistas en España 2021, en el que analiza varios parámetros, como la ratio habitantes/dentista y reparto de los profesionales por grupos de edad y género, el cual refleja que, entre 2010 y 2020, el número de dentistas en España se incrementó un 43 por ciento, lo que supone una ratio de 1.192 habitantes por este tipo de sanitarios.

“A fecha 1 de enero de 2021, los últimos datos publicados del Instituto Nacional de Estadística (INE) muestran que la cifra real de dentistas en nuestro país es de 39.764 y que la proyección realizada en 2010, de 40.000 profesionales, fue certera”, indican desde esta corporación. Además, “la ratio promedio presenta valores extremos para la Comunidad de Madrid (ratio de 778 habitantes/dentista) y Castilla-La Mancha (ratio de 2.021 habitantes/dentista). En 2010, la ratio población/dentista era de 1.671. Unos datos muy elevados teniendo en cuenta que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un dentista por cada 3.500 habitantes”, según las datos de este informe.

Óscar Castro

En cuanto a las variables demográficas, el 57,3 por ciento de los profesionales son mujeres, con un incremento de 13 puntos desde 2010 (44,4%). Cerca del 60 por ciento de los dentistas tiene menos de 45 años, cifra estabilizada desde 2012, tal y como revela este documento.

En España, se gradúan cada año unos 1.980 nuevos dentistas en las 23 Facultades de Odontología existentes, por lo que el Consejo General de Dentistas recalca “la importancia que tiene la regulación de los recursos humanos sanitarios, tanto del sector público como privado”. Asimismo, recuerda que la propia OMS afirma que “las políticas de control de los recursos sanitarios son muy importantes porque afectan tanto a los profesionales, como a la sociedad en general”.

Ratio “claramente desproporcionada”

En este sentido, el presidente de esta organización colegial, el doctor Óscar Castro, subraya que “la actual ratio población/dentista existente en nuestro país es claramente desproporcionada, no vislumbrándose ninguna actuación correctora a medio plazo. Los cerca de 2.000 nuevos profesionales que egresan cada año son más del doble que en países como Francia o Reino Unido, con poblaciones mucho mayores que la nuestra. A ello hay que añadir que solamente uno de cada dos españoles visita a su dentista, al menos, una vez al año, situando a nuestro país muy por debajo de la asistencia dental promedio de la Unión Europea (UE)”.

Desde este Consejo reclaman “la implantación de un númerus clausus eficaz que permita racionalizar las necesidades reales de dentistas”, pues recuerdan que la situación actual obliga “a miles de jóvenes ya formados a emigrar a otros países de la UE”, lo que “conlleva desempleo y aumenta las subcontrataciones de profesionales”. Del mismo modo, “los estudios internacionales muestran que el exceso de profesionales en el ámbito de la Odontología incrementa el riesgo de la realización de sobretratamientos y puede poner en peligro la calidad asistencial”, alerta esta corporación.

1 Comentario

  1. Isidoro Jiménez Rodríguez says:

    (Punto de vista)
    Otro disparate político-administrativo y académico.

    En los últimos años vengo exponiendo en este y otros medios de comunicación el descontrol e insensatez que supone la formación académica tan elevada en alumnos en varios grados sanitarios, como farmacia, medicina, odontología… En psicología también se puede advertir tal situación, aunque un servidor duda que se trate de una rama clínica tal materia.
    ¿Saben realmente los alumnos matriculados en dichos grados que es imposible que la inmensa mayoría de ellos encuentren un puesto de trabajo, al menos en España?
    ¿Nuestros políticos son conscientes de las consecuencias y alcance futuro de esta saturación de las aulas en las mencionados grados?
    ¿Cuánto le cuesta al Estado, es decir, a todos nosotros, el formar a tantos miles de profesionales que optan a un obligado paro?
    ¿Saben los ciudadanos que se están empleando los recursos públicos para formar a profesionales, muchos de los cuales, trabajaran en otras naciones?
    ¿Qué consecuencias conlleva este exceso de profesionales sanitarios en cuanto a medicalización, psicologización o psiquiatralización, por poner solo unos ejemplos, de nuestra sociedad?
    Y como muy bien señalan los estudios internacionales referidos en la noticia anterior, ¿Es consciente nuestra sociedad de que el exceso de profesionales sanitarios realmente disminuye la calidad asistencial?
    La solución puede llegar desde la propia Organización Colegial de Dentistas, difundiendo las excesivas cifras de alumnos que se forman en tal materia. Profesionales, bien abocados al paro, o forzados a ejercer su profesión en otros países ajenos.
    La concienciación de las instancias políticas y administrativas, sobre este problema que tan funestas consecuencias tendrá en el futuro, debería ser otro objetivo de los representantes profesionales.