Punto de vista Punto de vista

Del ‘sorpasso’ al ‘batacasso’. Un primer análisis electoral

 A vuela pluma, nuestro analista político realiza una primera valoración del resultado de las elecciones generales del domingo que, de entrada, vaticinan un gobierno del Partido Popular (PP). 

Las elecciones generales de este domingo 26 de junior, últimas de la prórroga del año electoral de 2015, arrojan unas conclusiones electorales y otras de expectativas de formación de gobierno. Vayamos con las primeras.

Sólo el Partido Popular (PP) mejora claramente sus resultados, tanto en votos, como en los escaños de las últimas elecciones, al igual que mejora todos los resultados que le atribuían las encuestas; una vez más el PP se beneficia de la baja participación electoral. Su electorado es el más fiel y seguro. Es el gran vencedor de la noche electoral. Es el partido más votado en la inmensa mayoría de de las provincias españolas.

Una vez más el PP se beneficia de la baja participación electoral. Su electorado es el más fiel y seguro.

Podemos, tras su coalición con Izquierda Unida (IU), ha fracasado en su intento de ser la primera fuerza política de la izquierda. No consigue rebasar al Partido Socialista (PSOE), ni en votos, ni en escaños. Ha obtenido un resultado peor que el reflejado en la totalidad de las encuestas. Su coalición, con IU, no ha conseguido mantener los votos que ambos obtenían por separado. A duras penas consiguen mantener el número de escaños. Ha sido una coalición que no ha conseguido sumar. Es de suponer que la pérdida de votos ha venido por su flanco derecho; los electores más socialdemócratas de Podemos no han aceptado votar una coalición con el Partido Comunista. También el efecto Brexit puede que le haya afectado. La sombra de Grecia y Syriza ha podido estar presente en el sentimiento de su electorado. Tras haber pregonado la tesis del ‘sorpasso’, se han dado un batacazo.

Malos tiempos para el PSOE

El Partido Socialista vuelve a tener el peor resultado de su historia, por tercera vez, pero es posible que la campana vuelva salvar a Pedro Sánchez. Es una dulce derrota. A pesar de haber perdido cinco diputados, la victoria sobre Podemos le vuelve a dar oxígeno. Además, en Andalucía el PSOE tiene menos escaños que el PP, lo que resta fuerza a Susana Díaz dentro de la dinámica interna del partido de la calle Ferraz.

Ciudadanos ha pagado la fiesta. Ha perdido ocho escaños, aunque su pérdida de votos ha sido escasamente de dos puntos. Ha sido el gran perjudicado de la Ley d’ Hont. Su gran obstáculo para obtener resultados significativos, es mantener una política de alianzas poco clara. El votante de Ciudadanos no sabe si su voto servirá para apoyar al PP o al PSOE. Esta ambivalencia le perjudicará en el futuro.

Perspectiva de gobierno

Los partidos emergentes, por el momento, parece que han tocado su techo electoral

Para formar gobierno creo que hay dos factores decisivos. El primero es que será muy difícil un gobierno que no sea presidido por el PP, que nuevamente ha sido el vencedor de las elecciones. El segundo es que parece también muy difícil una coalición de gobierno sin la participación, activa o pasiva, del PSOE. No podrá haber gobierno sin el acuerdo, de algún tipo, entre PP y PSOE.

A partir de ahora caben tres opciones: la primera, un gobierno con participación del PP y del PSOE capaz de tener una legislatura completa, con reformas en profundidad; la segunda, un gobierno débil del PP, con o sin la participación de Ciudadanos, y la abstención del PSOE, que sería de corta duración y sin reformas importantes; y, por último, la tercera opción sería unas nuevas elecciones. La opción de un gobierno de izquierdas y la abstención de Ciudadanos es absolutamente remota.

Los partidos emergentes, por el momento, parece que han tocado su techo electoral y que no consiguen movilizar el voto necesario.

Tomás Merina Ortega

Médico, sociólogo y politólogo. @TomasMerina

6 Comentarios

  1. Antonio says:

    Fijándonos en votos y no en escaños, que son engañosos, el PP sube 700.000 votos, el PSOE sube algunas decenas de miles, Unidos Podemos baja más de 1 millón (frente a IU + Podemos) y Ciudadanos baja unos 350.000. Curioso que el PSOE baje escaños subiendo votos, que Unidos Podemos se mantenga bajando y no menos curiosa la cuantía de escaños que baja Cs.
    Tras esto quería aportar mi opinión de lo ocurrido con Unidos Podemos, veo dos principales explicaciones:

    – Se acabó la transversalidad: Perdida por el flanco derecho (no querer votar a IU o al PCE) y quizás alguna perdida por el flanco izquierdo de no querer votar a Podemos, no olvidemos que Llamazares estaba en contra de la unión, estos votos pueden haberse quedado en casa o votado al PSOE, tragándose un poco la ideología. Conclusión: un voto Socialista más a la izquierda que el PSOE pero no transversal en la sociedad

    – Miedo al Precipicio: Tras Grecia y sobre todo el Brexit, miedo a que la “broma” del voto de castigo contra un PSOE, demasiado centrado, se nos vaya de las manos y se vuelve a votar al partido de siempre.

    La conclusión, indiferentemente de las causas, es que la coalición no ha sacado ni los mismos votos que saco Podemos en Diciembre. El partido queda como 3º fuerza en la izquierda, con un peso nunca imaginado por IU (o el PCE), salvo en Cataluña y en el Euskadi donde ganan y parece demostrado que había sitio electoral en la izquierda con un nacionalismo de “baja intensidad” y poniendo la ideología izquierdista por delante de la nacionalista/independentista (en oposición a Bildu y ERC), en estos territorios el PSC/PSE ha desparecido del mapa electoral por su indefinición y sus guerras internas sobre el nacionalismo.

    Pd. En la ciudad de Madrid el PP llega al 40% de los votos sacando 300.000 votos a Podemos, no sé si el buen resultado en las municipales se debe a la candidata Carmena o si su gestión está pasando factura (el PSOE por cierto sigue por detrás aunque ha subido a la 3º posición)

  2. Luis Mur says:

    Muy buen análisis.
    Lo ideal para España en estos momentos sería ese mismo gobierno de coalición que proponía Rajoy después del 20D, que acometiera todas las grandes reformas que necesitamos.
    Otra alternativa un posible acuerdo de gobierno que incluyera a vascos y catalanes y sirviera para solucionar el problema nacionalista, actualmente estancado.
    Esta solución parece muy difícil pero ya se hizo en el 96
    Sería con renuncias por ambas partes , pero con un principio inamovible que es la unidad de España y terminar de una vez de hablar de territorios y hablar de personas

  3. Tomas says:

    Aportación de Antonio enriquecedora, aunque también parece que hay un cierto cansancio por abuso del “postureo”.

  4. Buenaventura D. says:

    Dr. Merina, buen y acertado análisis.

    ¿Pero no cree que ese apoyo activo o pasivo del PSOE podría derivar también en una ingobernabilidad de hecho que desembocara en unas nuevas elecciones?

    Una línea interesante que plantea Luís Mur sería la de PP+C´S+C. Canaria+CDC y PNV.

    Por filosofía sería la alianza ortodoxa, y ayudaría a destensar las relaciones con Cataluña, pero seguramente CDC es presa de su pacto con los “iluminados” de Romeva y Junqueras…

    Dr. Merina, ¿qué futuro a corto le augura al PSOE?.

    Gracias.

  5. Tomas says:

    Estimado amigop Buenaventura, el problema del PSOE es que mientras que el PP ha tenido dos líderes (Aznar y Rajoy), los socialistas han tenido a Felipe, Borrell, Almunia, Zapatero, Rubalcaba y Sánchez, además pugnaron por serlo, Bono, Rosa Díez y Madina. Todo ello en la crisis de toda la socialdemocracia europea. Complicado

  6. Julio Serrano says:

    De nuevo Tomás, acertado tu análisis y rápido, no esperaste ni 48 horas para madurar tus impresiones y conclusiones, y dicho esto vamos a dar nuestra pequeña y humilde opinión de tal y como está la situación.
    A mi juicio, la situación ha cambiado bastante, no tanto en cantidad sino en claridad,es evidente que el PP con 137 diputados no puede tirar cohetes, pero este resultado le propicia GUARDARLOS EN LA RECAMARA, por si se vuelven todos locos y hay que volver a unas terceras elecciones(yo casi aseguraria que no pero…..).
    El PSOE, lo tiene mal, aunque sigue siendo la llave que abre y cierra puertas y posibilidades,pero en cada batalla se está dejando mucha tropa,hay que cambiar de comandante que les lidere, Ya.
    Unidos Podemos,no es que se hayan dejado un millon y pico de votos, en que han perdido en el camino toda la frescura de los primeros tiempos, y sí,claro que hay miedo, por supuesto que el electorado ha jugado esa baza, pues es normal,el cielo no se toma por asalto, sino paso a paso.
    En cuanto a Ciudadanos, se desinflan(Ley Electoral aparte),su no definición clara, sus vetos mayúsculos a quien en doble vuelta ha ganado las elecciones, no es comprendida por buena parte de su electorado.
    Si de una vez por todas, no entienden el mensaje del cuerpo electoral,es que sobran los cuatro líderes al uso, sí o sí hay que formar gobierno,incluso llegado el caso, a la Israelita, alternancia el el cargo dos años cada partido (PP y PSOE).Yo dije en mis comentarios anteriores a tus grandes artículos, que por la cuenta que les trae a todos, habrán de entenderse, y estoy convencido que así será.
    Preveo un Gobierno en minoría,con la abstencion del algún diputado “enfermo” del PSOE el día de la investidura,y legislatura corta,se pactarán alguna que otra reforma de calado
    y en tres años como mucho, a las urnas de nuevo.
    Tomás, sólo discrepo de tí en la lectura y análisis de la abstención,yo creo que dadas la fechas de las elecciones, y con el tiempo tan ideal, y viendo el perfil de votante de centro-derecha, no estoy seguro que a la hora de votar hayan sido más fieles que los de los demás partidos, evidentemente puedo estar equivocado, pero las fechas en estas elecciones marcaban mucho.
    Un abrazo.
    Julio