Política y Sociedad y aboga por crear una Agencia Estatal de Salud Pública

El Defensor del Pueblo pide eliminar “la precariedad y temporalidad laboral de sanitarios”

— Madrid 26 Nov, 2020 - 5:15 pm

El Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, ha comparecido en el Congreso de los Diputados, ante la Comisión Mixta de Relaciones con el Defensor del Pueblo, para presentar un resumen de las actuaciones realizadas por esta institución con motivo de la pandemia de la Covid-19, una intervención en la que pidió “terminar con la precariedad y la temporalidad en el trabajo, que son el mayor problema para los trabajadores del Sistema Nacional de Salud (SNS)”.

Francisco Fernández Marugán destacó que la pandemia pone de manifiesto las carencias del sistema sanitarios, entre las que subrayó “la debilidad de la Atención Primaria, la fragilidad de los servicios de Urgencias hospitalarias, el problema crónico de las listas de espera de especialidades y la insuficiente atención pública a la Salud Mental”.

Según explicó el Defensor del Pueblo, “la restricción de gasto durante la crisis económica redujo los presupuestos sanitarios de las Administraciones públicas, lo que se tradujo en una menor inversión en equipos y obras de mantenimiento (sobre todo en los hospitales más antiguos), así como en una reducción de las plantillas, que, además, tenían peores condiciones laborales, contratos menos estables y menores salarios”.

Por ello, en opinión de esta institución, para robustecer el sistema “hay que revisar el modelo organizativo para aumentar la eficiencia”, por lo que resaltó que “la Sanidad en España no requiere edificios más grandes ni infraestructuras espectaculares, necesita que se apoye el sistema público sanitario y realizar una gestión más eficaz y coordinada de los recursos humanos y materiales. El SNS es garantía de igualdad y de seguridad y los poderes públicos no pueden relajar su cuidado y mantenimiento”.

Reforzar la Atención Primaria

El máximo representante de esta institución insta a reforzar la Atención Primaria “con profesionales, medios técnicos y organizativos”, y la Atención Hospitalaria, “para reducir listas de espera”. Asimismo, afirmó que es “urgente mejorar la coordinación interterritorial”, puesto que “la salud no conoce fronteras o límites territoriales”, y también aboga por “crear una Agencia Estatal de Salud Pública con altas capacidades en situación de emergencia”.

Fernández Marugán detalló las quejas recibidas durante la pandemia y explicó que “los ciudadanos lamentaban la saturación de los centros hospitalarios y la suspensión de la actividad ordinaria en los centros sanitarios de Atención Primaria. También se recibieron quejas sobre la escasez de camas, personal entrenado y respiradores y sobre la falta de material de protección para el personal sanitario, que ponía en riesgo su salud y su trabajo”.

El Defensor del Pueblo apuntó que, tras el levantamiento del Estado de Alarma, “las quejas de los ciudadanos se centraron el cierre de consultorios locales; el retraso de citas para consulta y operaciones; el acompañamiento de pacientes hospitalizados y los protocolos de realización de pruebas diagnósticas PCR”; y recordó que le trasladó al Ministerio de Sanidad la preocupación de la institución sobre la aplicación de procedimientos de priorización de pacientes en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). “Lo ético y exigible es singularizar clínicamente las decisiones de esta naturaleza sobre cada paciente”, reiteró.

No obstante, Fernández Marugán indicó que la Covid-19 “ha revelado también las fortalezas del sistema sanitario, como la buena formación de miles de profesionales, el acceso universal y gratuito a los servicios sanitarios y una organización muy experimentada”. Por otro lado, reclamó, a las Administraciones de las comunidades autónomas, “un sistema de monitorización de los centros para personas mayores, un sistema de alerta temprana y que cada residencia tenga un plan de contingencia”.