Punto de vista La consulta del doctor casado

Decrecimiento sanitario

En su comentario semanal, el doctor Casado reflexiona, e invita a reflexionar, sobre las consecuencias de un escenario de crisis que provoque un recorte en la asistencia sanitaria y ofrece aspectos para la reflexión. 

Los profesionales de la salud solemos ser los primeros a la hora de solicitar más fondos y financiación para el sistema sanitario arguyendo argumentos de peso: sobrecarga asistencial progresiva, envejecimiento poblacional, cronicidad, complejidad, entre otros. Como no podría ser de otra manera, pedimos más sanidad pues, desde nuestro punto de vista, la que hay no es suficiente. Pero ¿qué pasaría si lo correcto fuese lo contrario, menos sanidad? ¿Qué pasaría si llega un momento en el que directamente no haya fondos?

Habría que retomar algunas preguntas incómodas como:

¿Qué papel tiene la sanidad para reducir la mortalidad y la morbilidad de una población?
¿Qué servicios sanitarios tienen demostrada su eficiencia, cuáles no?
¿Qué servicios sanitarios podrían suspenderse sin menoscabo de la salud pública?
¿Qué fármacos o tecnologías se podrían eliminar del catálogo público por aportar mínimo beneficio?

A imagen de nuestros abuelos

En un marco global de crisis sistémica, nos enfrentamos al reto (obligatorio) del decrecimiento en todos los ámbitos

En un marco global de crisis sistémica nos enfrentamos al reto (obligatorio) del decrecimiento en todos los ámbitos tanto públicos como privados. Para hacernos una idea aproximada habría que caminar hacia un estilo de vida parecido al de nuestros abuelos o bisabuelos cuya huella de carbono era bastante menor que la nuestra.

Si no son capaces de imaginar qué sanidad tenían nuestros abuelos, les haré un breve resumen: casi no tenían. Por un lado disponían de enfermeros y médicos de pueblo con un catálogo reducido de servicios. Una farmacia con muy pocos remedios. Algún dentista para extracciones y hospitales con poquísimas prestaciones.

El problema principal reside en que no será fácil que los propios profesionales de la salud desmonten su propia casa. De hecho no conozco ningún grupo de decrecimiento sanitario que esté reflexionando sobre el tema. Si conocen alguno, tengan la bondad de indicármelo.

Líneas de reflexión

Probablemente, el primer paso sea establecer unas líneas de reflexión que nos ayuden a formular una sanidad de transición definida por un catálogo de servicios y prestaciones básicas. Y antes de darlo, contar con grupos multidisciplinarios que puedan seguir un proceso deliberativo semejante al que usan los comités de bioética que busquen priorizar basándose en valores.

De momento, les invito a pensar sobre el tema, dado que una toma de conciencia global sobre el mismo será necesaria para ciudadanía, políticos y sanitarios. El que nos sea todavía difícil imaginar el futuro no debe impedirnos buscar las mejores ideas posibles para dirigirnos hacia cursos de acción adecuados. E insisto, si no lo pensamos nosotros, la realidad nos lo pondrá delante sin que probablemente se pueda hacer mucho.

REFERENCIAS

https://es.wikipedia.org/wiki/Comunidad_de_transici%C3%B3n

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23041108

¿Dónde debemos priorizar en salud pública y en el sistema sanitario?

https://www.doctorcasado.es/2012/06/decrecimiento-sanitario-crecimiento-en.html

http://www.nogracias.eu/2017/05/25/la-insoportable-insostenibilidad-la-sostenibilidad-defensa-del-decrecimiento-del-sistema-sanitario-abel-novoa/

https://www.researchgate.net/publication/315966362_Sustainable_health_and_degrowth_Health_health_care_and_society_beyond_the_growth_paradigm

https://www.researchgate.net/profile/Iris_Borowy2/publication/315966362_Sustainable_health_and_degrowth_Health_health_care_and_society_beyond_the_growth_paradigm/links/5c911cea299bf14e7e8789b0/Sustainable-health-and-degrowth-Health-health-care-and-society-beyond-the-growth-paradigm.pdf

https://degrowth.org/wp-content/uploads/sites/3/2015/07/MISSONI-degrowth-and-health-1.pdf

Salvador Casado Buendía

Médico de Familia. Centro de Salud Villalba pueblo, Madrid

1 Comentario

  1. ADR says:

    A nivel hospitalario ya somos cada vez más los que aplicamos las recomendaciones de «No Hacer», acortando estancias medias, aplicando los cuidados paliativos con más y mejores criterios, desprescribiendo y evitando sobrediagnósticos, sobretratamientos, iatrogenia, prolongación de agonías y sobrecostes. Se hace imprescindible decrecer ante tanta medicalización de escaso valor. Hasta sobrarían médicos.

Deja un comentario