Tecnología e Investigación En el 57 Congreso Nacional de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición

A debate la ablación por radiofrecuencia para reducir el volumen de los nódulos tiroideos

— Madrid 29 May, 2015 - 5:21 pm

Durante la conferencia ‘Técnicas mínimamente invasivas en el tratamiento de la patología nodular benigna de tiroides’, celebrada en el marco del 57 Congreso Nacional de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), profesionales de la Endocrinología destacaron que en España existen cerca de 46.000 pacientes afectados por los nódulos tiroideos y pusieron a debate la eficacia de la ablación por radiofrecuencia para la reducción del volumen de los mismos.

27 logo seen“Los nódulos tiroideos son un hallazgo clínico frecuente. Más del 50% de la población adulta mundial tiene al menos uno”, afirmó el doctor Marcel Ernesto Sambo, endocrinólogo del Hospital Gregorio Marañón de Madrid. El profesional aprovechó la ocasión para recordar la “idoneidad” del Congreso de la SEEN para que los expertos puedan “conocer y formarse en las nuevas técnicas diagnósticas y terapéuticas que permiten ofrecer el mejor tratamiento posible a los pacientes”, afirmando que “se trata de asegurar una adecuada elección de los pacientes y que el procedimiento sea realizado por personal cualificado y siguiendo las recomendaciones internacionales”.

“La ablación por radiofrecuencia (ARF), utilizando la técnica de ‘moving shot’, es hasta la fecha la más prometedora de las técnicas utilizadas para el tratamiento de los nódulos tiroideos de manera no invasiva”, comentó el doctor Sambo, para después explicar el procedimiento. “Se basa en la ablación térmica percutánea por agitación y fricción entre partículas, permite realizarse por punción con anestesia local y de manera ambulatoria”, apuntó.

La AFR se asocia con una media de reducción de volumen de los nódulos del 80-94% en 4-12 meses, con disminución de los síntomas previos en la totalidad de los casos. “En este sentido, la AFR tiene una tasa de complicaciones inferior al 3%, permaneciendo con función tiroidea normal prácticamente la totalidad de los casos que ya la tenían y mejorando significativamente en la mayoría de aquellos que funcionaban de más”, destacó el profesional.