Punto de vista salud, dinero y atención primaria

Darias: “no hay presión” (en el hospital)… a Primaria que la zurzan

En el último comentario de su blog, Juan Simó vuelve sobre la nula atención que merece la Atención Primaria a los responsables políticos, preocupados por la imagen que pueda ofrecer la Asistencia Hospitalaria.

Ha empezado la quinta ola pandémica que, sin duda, será mayor que la cuarta. Como en todas las anteriores, la Atención Primaria se verá presionada pero, por lo visto, eso importa poco a nuestros responsables sanitarios reunidos en el último Consejo Interterritorial el pasado 30 de junio. Por cierto, el primero de forma presencial desde el inicio de la pandemia (aquí).

Tras la reunión, la ministra Darias, en nombre de los reunidos, confirma el incremento de la incidencia pero nos insiste varias veces en que no hay presión en el hospital. Ni una sola palabra sobre la Atención Primaria en toda su intervención. Ya sabemos que la presión sobre la Atención Primaria no cuenta en ninguno de los indicadores sobre la repercusión de la pandemia en el sistema sanitario. A continuación y con detalle, las palabras y las cifras.

Primera reunión presencial del CI del SNS desde el inicio de la pandemia

El pasado miércoles 30 de junio se reunía el Consejo Interterritorial del SNS de forma presencial por primera vez desde el pasado 4 de febrero de 2020 (aquí). Desde febrero de 2020 todas la reuniones del Consejo habían sido on line. Lo digo porque muchos de los reunidos dieron poco ejemplo de presencialidad, reuniéndose telemáticamente en el CI mientras “presionaban” a su respectiva Atención Primaria para aumentar la presencialidad en las consultas. Y mucho ojo, porque la sala de reunión del CI es bastante más grande y con techo mucho más alto que las salas de espera o consultas (muchas sin luz natural ni ventilación) de los centros de salud. Por cierto, puede que haya escasez de médicos de familia (básicamente porque se les echa de los centros de salud por la mala condición laboral ofrecida) pero, que yo sepa, no hay escasez de cemento ni de ladrillos para subsanar estas deficiencias en los centros de salud. La pandemia ya ha dejado clara una conclusión: la Atención Primaria necesita inversión en ladrillo de forma urgente.

 

Incremento de la incidencia

Tampoco hacía falta que nos lo confirmara la ministra. Los médicos de familia ya lo estábamos viendo desde días antes en las consultas. Aumenta la incidencia y nos metemos en la quinta ola pandémica que, sin ninguna duda, será mayor que la cuarta. No hay más que ver la curva epidémica del último informe de actualización del ministerio (aquí).

Intervención de la ministra Darias

Posteriormente a la reunión del CI compareció en rueda de prensa la ministra Darias. EFE nos ofreció la intervención de forma completa (aquí). A continuación pongo un extracto de los casi 3 minutos en los que la ministra nos cuenta el incremento de la incidencia y su repercusión en el sistema sanitario. Ni mención a la Atención Primaria en esos minutos ni en el resto de su intervención. Y, también reseñable, ni una sola pregunta de los periodistas al respecto de la repercusión de este incremento de incidencia sobre los centros de salud.

COMENTARIO

La situación en la que nos adentramos ni por asomo tiene nada que ver con la situación en estas mismas fechas del verano de 2020. Ahora enfrentamos el verano con una incidencia de partida muchísimo peor que la que teníamos hace exactamente uno año. Los casos y contactos, con sus correspondientes rastreos y seguimientos, serán mucho mayores en número pero gracias a que una parte muy importante de la población de más de 50 años ya ha sido vacunada (aquí), la repercusión en ingresos en planta de hospital, en UCI y en mortalidad será muchísimo menor que el verano pasado, aunque no nula.

Por cierto, convendría acelerar o adelantar la segunda dosis en la franja de 60 a 69 años. Sin embargo, la repercusión en los centros de salud, con ningún refuerzo desde el inicio de la pandemia, será —es ya— mucho mayor que la del verano pasado y que la de la última cuarta ola. Esta repercusión, siguiendo la estela de la comparecencia de la ministra, no se contará ni será noticia pues los indicadores de la repercusión de la pandemia sobre el sistema ni la consideran ni se espera que la consideren. Y por otra parte, tampoco conviene mucho ofrecer en los telediarios la imagen de una Atención Primaria colapsada que espante al turismo. [email protected] colegas mé[email protected] de familia, apretaos bien los machos que vienen de nuevo curvas y de nuevo seremos invisibles si un buen periodismo no lo remedia.

Juan Simó Miñana