Hospitales Un equipo puesto en marcha hace 12 años

Cuidados Paliativos del Hospital de Toledo, volcado en la atención emocional en la pandemia

— Toledo 29 Jun, 2020 - 12:54 pm

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Castilla-La Mancha ha comunicado que el Equipo de Apoyo Psicosocial de Cuidados Paliativos del Complejo Hospitalario Universitario de Toledo ha realizado, desde el inicio de la pandemia, “una labor esencial de apoyo emocional a todos los pacientes paliativos y sus familiares, amortiguando, en la medida de lo posible, las necesidades psicológicas”.

La doctora Inmaculada Raja, que es la coordinadora de la Unidad de Cuidados Paliativos del Complejo Hospitalario Universitario de Toledo, explica que, “actualmente, se realiza el seguimiento del proceso de duelo de todos los familiares de pacientes paliativos que han fallecido durante la pandemia, ya que se ha generado un mayor número de ‘duelos patológicos‘”.

Para Inmaculada Raja, “esta situación ha alterado el funcionamiento normal de la atención al paciente paliativo y a sus familias, por lo que, en la actualidad, nos vemos en la necesidad de incrementar el apoyo emocional porque ayudan a reducir los niveles de malestar emocional y ansiedad, a resolver dudas y a facilitar una mejor elaboración del duelo posterior”.

El equipo de Apoyo Psicosocial de Cuidados Paliativos del Complejo Hospitalario Universitario de Toledo atendió a más de 14.000 personas desde su puesta en marcha hace 12 años, gracias a la colaboración del Gobierno de Castilla-La Mancha con la Fundación La Caixa, a través del programa de atención integral a personas con enfermedades avanzadas y sus familiares.

Avalado por la OMS

Desde esa fecha, 5.754 pacientes y 8.538 familiares recibieron apoyo del equipo coordinado por Raja y compuesto por tres psicólogas y una trabajadora social. Además, más de 500 familiares fueron atendidos en el programa de duelo.

El Programa de Atención Integral a personas con enfermedades avanzadas y sus familiares, en el que está incluido este equipo, junto con otros 41 equipos psicosociales distribuidos por las diferentes comunidades autónomas, es un Programa avalado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el ámbito de los Cuidados Paliativos.

Los usuarios de este programa son los pacientes oncológicos y no oncológicos con enfermedad avanzada, que son derivados a la unidad hospitalaria, a los equipos domiciliarios de Cuidados Paliativos o a la Unidad socio-sanitaria para pacientes con enfermedad oncológica avanzada de la Residencia de Barber del Gobierno de Castilla-La Mancha.