Publicaciones Estudio de política de salud de la OCDE

Cuidado necesitado. Mejorando las vidas de las personas con demencia

— Madrid 6 Jul, 2018 - 1:41 pm

El informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ‘Cuidado necesitado. Mejorando las vidas de las personas con demencia’, presentado recientemente, determina que en los países bajo su influencia casi 19 millones de personas viven con demencia; ante lo que millones de familiares y amigos brindan atención y apoyo a sus seres queridos durante toda su vida.

A nivel mundial, la demencia cuesta más de 1 billón de dólares por año y representa una de las principales causas de discapacidad para los adultos mayores. Estas cifras continuarán aumentando a medida que las poblaciones envejecen. Para la OCDE, hasta que no se desarrolle un tratamiento curativo o modificador de la enfermedad, el progreso de la misma no se puede detener. Este informe presenta la evaluación transversal más completa y actualizada del estado de la atención de la demencia en estos países.

En los últimos años, los países de la OCDE han intensificado sus esfuerzos para proporcionar atención de alta calidad durante el diagnóstico, la demencia temprana y avanzada, pero es necesario mejorar las medidas para optimizar la calidad de la atención y los resultados para las personas con demencia.

El informe aconseja un conjunto de políticas que pueden ayudar a los países a mejorar el diagnóstico, fortalecer el acceso a los servicios de atención, mejorar la calidad de la atención y apoyar a las familias y a los cuidadores de las personas que padecen demencia. Medir y comparar los servicios que se brindan a personas con demencia y los resultados que se logran es una parte crucial para optimizar la atención de la demencia. La mayoría de los sistemas de salud tienen datos insuficientes sobre la atención de la demencia y los países tienen que trabajar para fortalecer las mediciones de la calidad y los resultados de la atención de la demencia.

Título: Cuidado necesitado. Mejorando las vidas de las personas con demencia.
Edita: Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

2 Comentarios

  1. querido con Alzheimer o cualquier otra patología neurodegenerativa, ante el abandono de las administraciones sociosanitarias?? says:

    España necesita una Política de Estado el Alzheimer y otras patologías neurodegenerativas, para aplicar tratamientos y terapias adecuadas desde los primeros síntomas hasta el final … es un derecho para ganar en calidad de vida y en dignidad, seguimos a la cola.

  2. Jesús Jorge González Cuenca says:

    Si la actividad asociativa, privada, con fondos ridículos, puede hacer lo que está haciendo en favor del Alzheimer y de otras patologías neurodegenerativas, si esto lo hace la unión de voluntarios, personas concienciadas, a los que les toca muy de cerca esta u otra enfermedad degenerativa del celebro, ¿que podría hacer la unión de estas Asociaciones y la Administración?, creo que maravillas. Por ahora estamos solos, la Administración no se vuelca, los estudios parece que no interesan y es la sociedad a nivel privado la que está supliendo el silencio, la negligencia, la falta de conciencia de una Administración que sólo a nivel de España peca por su ausencia, da igual el color político. La Administración ya padece Alzheimer consentido, no adquirido, olvidando totalmente la enfermedad mental, ya tenga nombre alemán (Alzheimer) o inglés (Parkinson), o como queramos llamarlo; el olvido, la falta de concienciación de nuestros políticos llama tanto la atención que ni tocándoles de cerca se les ocurre dotar fondos para que juntos, iniciativa privada, asociaciones y pública, luchemos para que si no es curar, que será cuando Dios quiera, al menos ayudar a tanta familia que no tiene vida ni apoyo alguno y que solas luchan contra esta lacra fruto de nuestro propio egoismo. Sabemos que se gana más dando que pidiendo, pero es que lo estamos dando todo y nuestros políticos sólo piden, y piden, hasta cuándo. Algún día padecerán igualmente el olvido, fruto de… ya lo he dicho. Me voy a trabajar y después a cuidar de mi madre, la cual ya no se acuerda de quién soy, pero eso no importa, es mi madre, y la administración es mi administración ¿porqué no se acuerda de nosotros?.

Deja un comentario