Política y Sociedad las pruebas se realizarán del 16 al 27 de noviembre

La cuarta ola del Estudio de Seroprevalencia ofrecerá resultados en diciembre

El secretario general de Salud Digital, Información e Innovación del Sistema Nacional de Salud (SNS) del Ministerio de Sanidad, Alfredo González, y la directora del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), Raquel Yotti, han presentado la cuarta ronda del Estudio Nacional de Seroprevalencia ‘ENE-COVID‘, de la cual se presentarán resultados preliminares “durante la primera quincena de diciembre”, según el primero de ellos.

“El inicio de las citaciones telefónicas desde los Servicios de Atención Primaria comienza este viernes, 6 de noviembre, en seis comunidades autónomas: País Vasco, Madrid, Navarra, Cantabria, Extremadura y Melilla. A partir del lunes, 9 de noviembre, se empezará en el resto de comunidades. El trabajo de campo, es decir, de realización de pruebas y cuestionarios, será de dos semanas, del 16 al 27 de noviembre”, señaló Alfredo González.

Alfredo González

De esta manera, “participarán decenas de miles de personas, con la implicación de unos 1.400 centros de salud y unos 4.000 profesionales, todo a través de un único sistema de información”, agregó González, que recordó que están previstas “dos rondas más del estudio”. Según anunció anteriormente el ministro de Sanidad, Salvador Illa, la quinta y sexta oleada se celebrarán “en los meses de febrero y mayo“.

En esta cuarta ronda “se va a invitar a participar a las mismas personas de la muestra inicial, así podemos estudiar como ha evolucionado la inmunidad en estas personas, para responder a cuestiones como la duración de los anticuerpos, para lo cual no existe una respuesta clara”, indicó Raquel Yotti. “No tenemos previsto ampliar la muestra, hacer un muestreo con remplazo no es algo previsto, por eso es tan importante la participación. Vamos a llamar a más de 95.000 personas en total”, las mismas que en las primeras rondas, tal y como apuntó.

Test rápidos

La directora del ISCIII explicó que “se realizarán cuestionarios epidemiológicos actualizados y test rápidos de anticuerpos, el mismo tipo que se utilizó en las primeras rondas, del cual ya tenemos mucha información”. “Esta vez, no vamos a hacer análisis de sangre en todos los participantes, creemos que no es imprescindible y nos permite simplificar la metodología en un momento en el que los servicios asistenciales están sobrecargados”, argumentó.

En concreto, los análisis de sangre “se harán a los participantes en los que se identificaron anticuerpos en las primeras rondas y también a un 15 por ciento del total de la muestra, aproximadamente, unas 19.000 personas”, aclaró Yotti, que considera que “los nuevos datos serán cruciales, para saber qué porcentaje de población se ha infectado y en qué proporción se están detectando, también datos sobre aparición de reinfecciones, evolución de pacientes asintomáticos e inmunidad”.

Aumento previsible

“Lo previsible es que la seroprevalencia se haya incrementado, porque sabemos que hay más casos de los que había en primavera, es evidente que se han infectado más personas de los que teníamos entonces, que estimábamos en 2.300.000, pero yo no me aventuraría a dar porcentajes”, subrayó la máxima representante del ISCIII.

En este sentido, González mencionó que la tercera ronda de la investigación concluyó que “el 5 por ciento de la población tenía anticuerpos, el 10 por ciento de los casos confirmados hasta el momento de finalización de esa tercera ronda”. Yotti reconoció que, actualmente, “la edad media de las personas diagnosticadas es inferior a la que había en primavera, porque se ha aumentado la capacidad de diagnóstico en las comunidades, pero también puede ser que haya disminuido la edad real de los contagiados y eso nos permitirá aclararlo en el estudio”.

Raquel Yotti

Esta especialista insistió en que “la reinfección es un fenómeno muy poco frecuente” y que es posible que “siga existiendo inmunidad aunque no detectemos anticuerpos. Estamos estudiando en profundidad esto en los laboratorios, los resultados tardarán más en salir que los de esta cuarta ronda”. Asimismo, destacó que el trabajo de campo “depende de cada comunidad autónoma, aunque, en la mayoría, el modelo de recogida de datos se hará apoyándose en los centros de salud, como en las primeras rondas. También habrá comunidades que vayan a los domicilios”.

Sobre esto último, el secretario general de Salud Digital reiteró que “no hay riesgo de realizar las pruebas de los centros de salud. Se retrasó unas semanas estas pruebas para no coincidir con el pico de la campaña de vacunación contra la gripe”. Además, declaró que “España es el único país del mundo que ha logrado calcular el impacto de la Covid-19 en su población, con rigor”.

Residencias de Madrid

Por su parte, el Gobierno de la Comunidad de Madrid presentó los resultados del ‘Estudio Mapa serológico en centros sociosanitarios de la Comunidad’, realizado en los últimos tres meses, del cual se desprende que “cerca del 53 por ciento de los centros socio-sanitarios de la región presenta una inmunidad media-alta con respecto a la Covid-19 y, en concreto, 14.324 residentes tienen anticuerpos del SARS-CoV2, es decir, ya han pasado la enfermedad”.

Tras el análisis de los datos obtenidos de este estudio autonómico, se clasificaron los centros socio-sanitarios en tres niveles en función del grado de inmunidad de sus residentes: alta (25,9%), media (27,9%) y baja (46,2%). El objetivo de esto es “reforzar las medidas de prevención, entre otras, la flexibilización de las visitas en los centros con mayor inmunidad, o, por el contrario, la reducción de las mismas en aquellos donde los residentes presentan, en conjunto, menos anticuerpos”, señala el Ejecutivo madrileño.

Este proyecto supuso “la realización de 55.542 muestras de sangre y encuesta individual a residentes y profesionales de 517 centros socio-sanitarios”, sostiene la Administración regional. Otro de los datos que recoge este trabajo se refiere a la inmunidad de los profesionales que prestan sus servicios en las residencias y centros sociosanitarios. En este sentido, refleja que “el 37 por ciento de los trabajadores cuentan con anticuerpos del SARS-CoV-2”, sostiene.

La Consejería de Sanidad del Gobierno de la Comunidad de Madrid informa de que, “para dar respuesta a la situación de las residencias con inmunidad baja de sus profesionales, ha iniciado un cribado frente a la Covid-19 mediante la realización de test antigénicos entre los profesionales de los centros socio-sanitarios con una inmunidad inferior al 40 por ciento y que cuenten con servicio de Enfermería”.