Breves Según se hace eco la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C de Madrid

Preocupación de los pacientes crónicos y poco frecuentes por la pandemia del Covid-19

— Madrid 16 Abr, 2020 - 4:18 pm

Con motivo de la celebración del Día Europeo de los Derechos de los Pacientes, que se conmemora este sábado, 18 de abril, la Plataforma de Afectados de Hepatitis C de Madrid (PLAfHC Madrid) ha comunicado que el Instituto de Investigación y Formación en Salud (IFSASALUD) alerta a la sociedad y las autoridades sanitarias sobre cómo está influyendo “negativamente” el impacto del Covid-19 en la salud de las personas con enfermedades crónicas y/o poco frecuentes y, como puede seguir repercutiendo, de “manera adversa”, si esta situación continúa manteniéndose en el tiempo, “por el daño que puedan sufrir las estructuras asistenciales del sistema sanitario, lo que puede afectar a los derechos de las personas con este tipo de enfermedades, normalmente muy graves y discapacitantes”.

Sobre esta crisis, dicho Instituto explica que exigió “una reordenación de los recursos sanitarios en toda España, que ha tenido un impacto directo en los centros de Atención Primaria y en las consultas especializadas de los hospitales, dejando sin seguimiento terapéutico a los pacientes crónicos y con enfermedades poco frecuentes, que son usuarios intensivos de los sistemas de salud; lo que viene a suponer, como, además de la angustia y el miedo por el contagio de este virus que por ser población de riesgo puede ser letal, ven empeorar sus patologías de base por la falta de la atención habitual”.

Por otro lado, el IFSASALUD subraya que “las medidas tomadas por el Ministerio de Sanidad para la gestión de la vulnerabilidad de las personas en riesgo, deja sin cobertura a los padres de niños con enfermedades graves, ya que, si bien se protege, acertadamente, a los propios pacientes adultos mediante una baja laboral, con objeto de prevenir posibles aciagos contagios; en el caso de los niños que necesitan el cuidado de sus padres y el aseguramiento de un entorno seguro frente al virus; los padres no están siendo beneficiarios de estas medidas y se ven abocados a salir a trabajar con el riesgo de volver a casa con el virus, lo que puede ser fatídico para estos niños”.