Política y Sociedad La tasa de éxito es del 40% aunque se implante el embrión pasados los 40 años

Criopreservar óvulos, consejo de los ginecólogos al cumplir 33 años sin deseo inmediato de ser madre

La criopreservación de óvulos es la alternativa que están ofreciendo en la actualidad los ginecólogos a las mujeres que superan los 33 años y no tienen deseos o posibilidades en ese momento de ser madre, según se ha expuesto con motivo de la celebración estos días de la XV edición del Encuentro Nacional de Salud y Medicina de la Mujer (SAMEM).

Esta cita, que fue organizada por el Instituto Palacios de Salud y Medicina de la Mujer, y que se está desarrollando en la Real Casa de la Moneda de Madrid, contó con la participación del director de la primera de estas instituciones, el doctor Santiago Palacios, que informó de que las mujeres “se deben plantear su maternidad a los 33 años”. El motivo de ello es que a los 35 “es cuando la calidad de los óvulos empieza a disminuir”.

Según expuso el galeno, esta recomendación viene predeterminada por petición de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), ya que existe “falta de información” y a esa edad las posibilidades de fecundar “disminuyen”. En este sentido, lamentó el hecho de que la edad media de dar a luz en España “ha pasado de 31,6 a 32,7 en ocho años”, lo que se suma al hecho de que “una de cada tres mujeres considera que hay tiempo para quedarse embarazada hasta los 45 años o más”, situación que considera “una anécdota” al producirse “en una de cada 100 mujeres”.

Palacios, que aseguró que “la ciencia no supera al reloj biológico”, manifestó que, desde el año 2000, las embarazadas con más de 40 años “se han triplicado”, cifras que tildó de “escandalosas”, ya que en esa etapa “la fertilidad está muy comprometida”. Ante ello, y debido a que España se encuentra “muy por debajo del relevo generacional”, subrayó la relevancia de la criopreservación, que es una alternativa ante los hechos aducidos por las mujeres para retrasar sus embarazos, que son “la crisis económica, y la dificultad de conciliación laboral y familiar”.

Consiste en la congelación de óvulos a velocidades muy rápidas

Esta técnica de reproducción asistida, que tiene una tasa de éxito de embarazo del 40 por ciento, independientemente de que se implante el embrión antes o después de los 40 años, consiste en la congelación de óvulos a velocidades muy rápidas, tras un tratamiento previo de estimulación ovárica a base de pinchazos que la mujer se realiza ella misma y sin efectos secundarios. Antes se recomendaba a mujeres que iban a someterse a quimioterapia por padecer cáncer pero, en la actualidad, se ha ampliado su indicación “por razones quirúrgicas y por tener genes relacionados con cáncer de mama”, entre otras razones, explicó la miembro de la Unidad de Ginecología del madrileño Hospital Nisa Pardo de Aravaca y jefa de la Unidad de Fertilidad del Instituto Palacios, la doctora Cristina Braña, que añadió las causas sociales a ello.

Este tratamiento es “bastante caro”, reconoció esta profesional sanitaria, que indicó que el coste de cada ciclo es de entre 2.000 y 2.500 euros, teniendo que someterse cada mujer a dos o tres. A ello se deben sumar los gastos anuales de mantenimiento de los óvulos, que son de 300 euros por año, y los del estudio de la reserva ovárica. No obstante, sostuvo que sus resultados “son muy buenos”, ya que en mujeres de 40 años por fecundación tradicional, el porcentaje de éxito de embarazo es sólo del 5 por ciento, a lo que hay que sumar los riesgos de las alteraciones cromosómicas de los ovocitos, entre los que se encuentran “los abortos, embarazos de bajo peso, diabetes gestacional y enfermedades como el síndrome de Down”.

Por último, Palacios, que abogó porque la Administración informe de esta casuística en relación con el embarazo y la edad de la mujer, se refirió al hecho de que empresas como Facebook se muestren dispuestas a regalar este tratamiento a sus empleadas. En su opinión, esta noticia “no ha caído bien”, aunque concluyó afirmando que no conoce el origen y las intenciones de este ofrecimiento.