Breves csif exige que se considere enfermedad profesional o, al menos, accidente de trabajo

El Gobierno rebaja la cobertura por accidente laboral al personal sanitario contagiado de Covid-19

— Madrid 22 Jul, 2020 - 4:50 pm

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha informado de que, “en plena crisis por los rebrotes, el contagio por Covid-19 por el personal sanitario y sociosanitario ya no será considerado accidente de trabajo a todos los efectos por parte de los servicios de prevención de las empresas, al decaer el Real Decreto-ley 19/2020 derivado del Estado de Alarma que regulaba esta cuestión, quedando así este colectivo menos protegido”.

“Volvemos a la situación anterior, en la que el contagio por Covid-19 o el fallecimiento por su causa se consideraban contingencias de carácter común asimiladas de accidente de trabajo exclusivamente para la prestación económica de incapacidad temporal. De esta manera, se pierde la cobertura para los casos en que el coronavirus cause secuelas o el fallecimiento para estos trabajadores”, explica este sindicato. En estos casos, “la persona trabajadora deberá demostrar que su contagio se deriva de su puesto de trabajo”, añade.

Por este motivo, CSIF envió una carta al Gobierno en la que reitera “que el contagio por Covid-19 se considere enfermedad profesional y, mientras tanto, al menos, se mantenga como accidente de trabajo”. “Siempre hemos defendido que el contagio por SARS-CoV-2 debe considerarse enfermedad profesional, al tener una mayor cobertura de prestaciones para las personas trabajadoras que hayan contraído el virus”, insiste.

1 Comentario

  1. Isidoro Jiménez Rodríguez says:

    ¿Pero en manos de quien está nuestro país?
    Las condiciones en las que han trabajado los sanitarios durante la pandemia de coronavirus traspasan todas las reglas de legalidad y de seguridad para sus vidas, las de sus pacientes y las de sus propios familiares.
    En lugar de agradecer nuestras autoridades el esfuerzo sobrehumano realizado y compensar a estos profesionales ahora nuestros impresentables políticos no se dignan en considerar el contagio como enfermedad profesional.