Farmacia Petición del Tribunal de Cuentas

Gobierno y Sanidad deben controlar más los datos sobre gasto farmacéutico

— Madrid 23 Feb, 2018 - 4:54 pm

La Comisión Mixta para las Relaciones con el Tribunal de Cuentas ha publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) una resolución en relación con el Informe de fiscalización de la actividad económica desarrollada por el Ministerio de Sanidad, en relación con el área farmacéutica, ejercicios 2014 y 2015, en el que se instaba a Gobierno central y a Sanidad a controlar mejor los datos sobre gasto y prestaciones farmacéuticas.

En primer lugar, este organismo insta al Ejecutivo a dotar de los recursos humanos necesarios al Sistema de Información SEGUIMED, “ya que esta carencia constituye una vulnerabilidad crítica para su funcionamiento, detectada y subrayada por la fiscalización del Tribunal de Cuentas y reconocida por el propio Ministerio de Sanidad”.

También sugiere este órgano “resolver la discrepancia de metodologías y criterios que produce una disparidad de los datos del gasto farmacéutico, facturado a través de receta oficial del Sistema Nacional de Salud (SNS) en España, con una diferencia que ha llegado a ser de más de 285.000 euros entre el parte Estadístico del Ministerio de Sanidad y el de Hacienda”, así como valorar la posibilidad de establecer un sistema único, entre la Dirección General de Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia (DGCBSF) y la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), para la gestión de los datos de los sistemas informáticos Alcántara y RAEFAR.

Por último, en sus recomendaciones a la Administración central, la Comisión incluye el elaborar un manual de procedimientos en la DGCBSF en el que se definan las funciones y responsabilidades de las distintas áreas y unidades organizativas que la componen, procurando una adecuada segregación de funciones y extender a todos los aspectos de la gestión la elaboración de manuales de procedimientos y, por último, arbitrar sistemas de fácil seguimiento y control de los suministros de medicamentos sometidos a techos de gasto, así como impulsar los mecanismos de obtención fidedigna de datos del gasto farmacéutico hospitalario.

Más protocolos

Al Ministerio de Sanidad le insta este organismo a establecer por escrito manuales y protocolos internos, claros y precisos, sobre el procedimiento de gestión y control del cumplimiento de los requisitos de acceso a las prestaciones farmacéuticas, así como de coordinación con las bases de datos con el Instituto Nacional de Seguridad Social y las administraciones competentes.

También recomienda la Comisión iniciar un estudio para evaluar un impacto sobre la salud de la población debido a la falta de adherencia a los tratamientos, por dificultades en la retirada de medicamentos prescritos de las farmacias, y dotar de los recursos humanos necesarios a la Secretaría General de los Medicamentos y Productos Sanitarios del Ministerio de Sanidad, “con carencias de personal recurrentes”.

Por otra parte, este órgano solicita establecer un plan de mejora de las “destacables ineficiencias” detectadas por el Tribunal de Cuentas en el Sistema de Información SEGUIMED, para subsanar el hecho de que actualmente solo el 43 por ciento de los agentes del sector (laboratorios y mayoristas) remiten información al Sistema; articular los medios necesarios que permitan tener un conocimiento riguroso de la evolución del consumo de medicamentos en la red pública de centros hospitalarios del SNS, que en 2016 todavía se encontraba en fase prueba; y establecer un procedimiento escrito y transparente sobre los procesos que se realizan, para la gestión de las aportaciones por volumen de ventas de las compañías farmacéuticas.

También a Hacienda y al Tribunal de Cuentas

Además, la Comisión Mixta para las Relaciones con el Tribunal de Cuentas sugiere al Ministerio de Hacienda llevar a cabo una auditoría que concrete cuál ha sido, en estos últimos cinco años, el impacto económico de la deficiente gestión y control administrativos de las Administraciones fiscalizadas en cuanto a las prestaciones farmacéuticas, mientras que al propio Tribunal de Cuentas le insta igualmente a realizar una auditoría que concrete cuál ha sido, en estos últimos cinco años, el impacto económico de la deficiente gestión y control administrativos de las Administraciones fiscalizadas en cuanto a las prestaciones farmacéuticas.

Deja un comentario