Apunte del día

Constituida la gran patronal de la hospitalización privada en España

La aventura iniciada hace cinco años por la Confederación Nacional de Clínicas y Hospitales Privados (CNCHP) ha concluido con la que, de alguna manera, puede considerarse una marcha atrás de quienes, en su día, protagonizaron su escisión de la Federación Nacional de Clínicas Privadas (FNCP) que, en este tiempo, ha sido la única a la que se ha visto en defensa de los hospitales privados, mientras que apenas se tiene constancia de lo realizado por la Confederación, en donde se agruparon fundamentalmente los grandes hospitales de Madrid.

Bien es verdad que, ahora, en lo que algunos consideran una fusión por absorción, la FNCP no ha pretendido, ni lo ha hecho, erigirse como ganadora de un proceso en el que se ha puesto de manifiesto el sinsentido de la escisión. De ahí que, como muestra de un final sin vencedores ni vencidos, se haya dado paso a la constitución de la que se ha dado en llamar Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE), que será la gran patronal de los hospitales privados en España.

En el haber de la nueva formación debe contarse con la experiencia acumulada, la de los sus inicios y la desarrollada a lo largo de los últimos años, por la FNCP, con un Carlos Rus como auténtico director de orquesta y sabiendo, como lo ha demostrado, atemperar tensiones, multiplicar negociaciones, promover acercamientos y cuanto ha estado en su mano para que quedara patente que la FNCP no estaba a merced de los acontecimiento, sino que los promovía o se implicaba en ellos. Y, eso sí, siempre contando con el apoyo de una Junta Directiva que sabía que había que estar ahí.

Al final, ha quedado claro que la escisión de quienes pudieron haberse considerado agraviados dentro de la Federación no fue la mejor solución. Las divisiones restan fuerzas. Confiemos en que ahora se hayan recuperado, porque son necesarias.

Carlos Nicolás

Director Editorial de Acta Sanitaria