Derecho Sanitario lo considera discriminación por razón de sexo

El Constitucional ampara a una médico que vio reducido su descanso retribuido tras guardias

— Madrid 8 Jul, 2020 - 5:08 pm

El Pleno del Tribunal Constitucional ha amparado a una médico a la que se ha vulnerado su derecho a la igualdad ante la ley y la prohibición de discriminación indirecta por razón de sexo tras asignarle unos periodos de descanso retribuido (por reducción de jornada por cuidado de hijos), al salir de la guardia menores al de sus compañeros médicos.

Esta sentencia razona que “la reducción de jornada ordinaria en cómputo anual como la complementaria (en número de guardias) es fruto de un derecho (el cuidado de hijos), cuyo ejercicio no puede generarle un menoscabo en la asignación del descanso retribuido derivado de la realización de unas guardias que, aun menores en su número, son de la misma duración que para el resto de los trabajadores: 10 horas”.

Por tanto, “ante una misma situación de guardias de 10 horas que generan el derecho a un descanso retribuido de siete horas, no puede la empleadora asignarle otro de 4,69, bajo el pretexto de que ya tiene reducido tanto el número de horas ordinarias que debe trabajar como el número de guardias que obligatoriamente debe realizar. No existe, pues, una justificación razonable que legitime el diferente trato recibido”.

El Tribunal Constitucional estudió el recurso de amparo de la médico, del Servicio de Urgencias de un hospital de Málaga, que realizaba una jornada ordinaria de 1.523 horas de trabajo y otra complementaria de 44 guardias al año. Cada guardia generaba un descanso de 24 horas al día siguiente y, a efectos retributivos, se tomaban siete de esas horas como de trabajo efectivo (descanso retributivo). La recurrente solicitó la reducción de jornada por motivos de guarda legal para el cuidado de los hijos menores de 12 años.

Derecho fundamental vulnerado

La empresa sanitaria, al reducirle la jornada laboral y también las guardias, le redujo el cómputo de descanso retribuido como saliente de guardia, que pasó de siete a 4,69 horas. Esta decisión del hospital fue avalada tanto por un juzgado social de Málaga como por la Sala Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Sin embargo, el Tribunal Constitucional ordena, en su sentencia, retrotraer las actuaciones al momento inmediatamente anterior al del dictado de la resolución del juzgado de lo social de Málaga a fin de que se dicte una nueva respetuosa con el derecho fundamental vulnerado. El letrado que representó a la afectada es Jesús Manuel Guzmán Ruiz, socio titular del despacho Guzmán Asesores, en Málaga, desde el cual celebran “esta sentencia tan justa y tan esperada”.

“Todo empezó con un grupo de mujeres que acudieron al despacho para hacer valer sus derechos, que fueron negados en primera y segunda instancia hasta que el TC entendió que se estaban vulnerando sus derechos”, relatan desde el citado bufete.