Farmacia el Día Nacional de estas enfermedades se celebra el 15 de noviembre

El Consejo Farmacéutico aborda los avances farmacoterapéuticos en patologías neuromusculares

— Madrid 13 Nov, 2020 - 12:40 pm

Con motivo del Día Nacional de las Enfermedades Neuromusculares, promovido por la Federación Española de estas patologías, y que se celebra este domingo, 15 de noviembre, el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF) ha elaborado el punto farmacológico 147 sobre ‘Patologías Neuromusculares: avances farmacoterapéuticos recientes, con el objetivo de resaltar la labor del farmacéutico en la atención de personas con estas enfermedades.

Con la conmemoración de este día, se quiere llamar la atención sobre más de 150 patologías de origen genético, que afectan al sistema neurológico y de naturaleza crónica y progresiva. Generalmente, causan atrofia y pérdida de fuerza muscular, espasmos y contracciones, fatiga, o dificultades de movimientos. Incluso, en fases avanzadas pueden afectar a la funciones respiratorias y cardiacas.

En concreto, se estima que en España hay más de 60.000 personas afectadas por estas enfermedades, en su mayoría niños, pues, aunque estas patologías pueden desarrollarse a cualquier edad, habitualmente aparecen en la infancia. Esta es una situación que se agrava por el hecho de que no se disponen de tratamientos eficaces para la mayoría de ellas, ni de otras opciones curativas. Así, su abordaje terapéutico persigue mejorar la calidad de vida de los afectados, retrasando y minimizando los síntomas, intentando prolongar la movilidad autónoma y otras funciones motoras durante el mayor tiempo posible.

Atención temprana

En el ámbito de las patologías neuromusculares, el CGCOF destaca que “el farmacéutico desempeña un papel esencial como profesional sanitario, colaborando activamente en el proceso terapéutico, pero también en la educación sanitaria de pacientes y familiares”. Además, resalta la vertiente social en el tratamiento de estas enfermedades, pues en muchos casos, los pacientes presentan un elevado nivel de dependencia que genera un desgaste emocional en los afectados y sus cuidadores.

Puesto que las necesidades de los pacientes de patologías neuromusculares “se multiplican progresivamente”, la atención temprana por parte del farmacéutico “contribuye directamente tanto a un control mejor clínico regular que evite situaciones de deterioro, como en la educación sanitaria de los afectados y sus familiares, en tanto en cuanto son enfermedades sin curación en las que el objetivo es retrasar la evolución y prolongar la supervivencia”, explica esta corporación.