Política y Sociedad por 180 votos en contra, 29 abstenciones y 132 a favor

El Congreso rechaza la enmienda a la totalidad del PP a la Sanidad Universal

El Congreso de los Diputados ha rechazado este jueves, 15 de noviembre, la enmienda a la totalidad presentada por el Partido Popular (PP) al proyecto de Ley sobre acceso universal al Sistema Nacional de Salud (SNS), por 180 votos en contra, 29 abstenciones y 132 a favor.

«Defiendo la enmienda a la totalidad del Grupo Parlamentario Popular al Real Decreto-ley de acceso universal a la Sanidad por entender que es una norma irresponsable y cuyas consecuencias serán perjudiciales para nuestro SNS. Una norma confusa, contradictoria en su articulado y redactada sin diálogo ni consenso con las comunidades autónomas», relató la portavoz de Sanidad ‘popular‘ en esta cámara, Teresa Angulo.

«Crea problemas donde no los hay, porque produce un peligroso efecto llamada a la excelencia de nuestro sistema», prosiguió la representante del PP, a lo que añadió que «supone dar barra libre al acceso a un servicio público que pagan los españoles, porque afectará a la viabilidad económica del sistema al suponer aumento de gasto y disminución de ingresos y porque no solo no mejora la situación de los españoles en su derecho a la salud, sino que los perjudica».

Críticas de Ciudadanos

«Es, una vez más, una enmienda a la totalidad a la Sanidad como derecho de la ciudadanía y, por esta simple razón, nosotros no podríamos apoyarla. Nosotros hemos defendido y defenderemos la Sanidad como derecho de la ciudadanía», replicó su homólogo en Ciudadanos, Francisco Igea, a quien Teresa Angulo había pedido reflexión y su voto favorable a la enmienda.

El representante de Ciudadanos, sin embargo, criticó la forma en la que el Gobierno aplica en la actualidad este decreto de julio de este año. «Ustedes no han dado una tarjeta universal que no podían dar; mienten, no la han dado —se lo dijimos aquí—; ustedes no aseguran la igualdad —también se lo dijimos aquí—; no tienen requisitos, y como no saben si poner requisitos o no ponerlos porque los requisitos son incompatibles con el amor universal», declaró.

El portavoz socialista de Sanidad en el Congreso de los Diputados, Jesús María Fernández, criticó la enmienda presentada por el Partido Popular que, a su juicio, «ha comenzado a utilizar la Sanidad para defender sus políticas xenófobas que se parecen más al ‘trumpismo‘ que a las políticas migratorias de la señora Merkel».

«La exclusión del derecho a la asistencia sanitaria no tiene ninguna justificación sanitaria ni económica y, por el contrario, debe ser un derecho personal y subjetivo porque es un deber de justicia, es beneficioso sanitariamente para todos y es una demanda social que, además, aporta seguridad jurídica», añadió Jesús María Fernández.

Agradecimiento de la ministra María Luisa Carcedo

Por último, intervino la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo. «Quisiera expresar mi agradecimiento —porque creo que es imprescindible—, en primer lugar, a las comunidades autónomas. De una manera u otra han intentado solventar este déficit de derechos en algunos colectivos, estableciendo fórmulas de distinto nivel, de manera muy heterogénea, pero intentando resolver este problema», expuso.

«También quiero agradecérselo a los distintos colectivos que han venido perseverando en la demanda de la recuperación del derecho universal a la protección de la salud y a la asistencia sanitaria y, cómo no, a las profesiones sanitarias», prosiguió la titular de la cartera sanitaria de la Administración. «Espero que finalice feliz y prontamente la tramitación como proyecto de ley con las aportaciones y enriquecimiento que sus señorías consideren necesarios, pero de manera que nuestro país vuelva a entrar en la senda de los países que garantizan la atención universal, la protección de la salud y la asistencia sanitaria», concluyó.

Deja un comentario