Política y Sociedad ENTREVISTA CON la secretaria de la Sociedad Española de Medicina Estética

Concha Obregón: “Desde SEME siempre tratamos de explicar que la Medicina Estética es prevención”

La secretaria de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), la doctora Concha Obregón, ha atendido a Acta Sanitaria en una entrevista en la que ofrece detalles sobre esta especialidad y profundiza en algunos conceptos que giran en torno a esta rama que, aunque tenga una estrecha relación con la idea cultural y social de la belleza, desde esta sociedad científica subrayan que “la Medicina Estética es prevención”.

Concha Obregón

Acta Sanitaria (AS).- ¿Qué se entiende por belleza universal?

Concha Obregón (CO).- La belleza es, en sí misma, un concepto subjetivo y abstracto. Por supuesto, cada persona analiza lo que ve, pero si le preguntas a cualquiera sobre qué entiende por belleza, siempre se estará de acuerdo en que es una cualidad. Cuando se observa algo bello nos provoca un placer sensorial… Por supuesto, el concepto de belleza ha ido evolucionando en función de las modas… En cualquier caso, cuando hablamos de belleza universal nos estamos refiriendo a aquellas cualidades que hacen que algo sea bello de forma inmutable, es el mínimo común denominador.

AS.- ¿Qué competencias se requieren de un profesional de la Medicina Estética?

CO.- Indudablemente, lo primero es la vocación. Dentro de la Medicina, que es un profesión maravillosa, aquellos que hemos elegido la Estética tenemos que tener un interés añadido, que se refiere a la belleza y, sobre todo, al bienestar de nuestros pacientes. Lo segundo es estar dispuesto a formarse debidamente y actualizarse de forma regular. La Medicina Estética es una disciplina relativamente joven y cada año hay novedades. Además, requiere de importantes conocimientos interdisciplinares y experiencia en las distintas técnicas. De hecho, lo que siempre debe prevalecer es el sentido común para elegir la técnica adecuada para obtener el mejor resultado. Y, por supuesto, es un área que requiere de mucho talento. El talento se desarrolla con la praxis, eso está claro, pero es cierto que hay que tener un concepto de belleza y armonía… Y tener la capacidad de proyectar los resultados esperados con cada técnica, es decir, la capacidad de visualizar cómo extraer de cada persona lo mejor que tenga que ofrecer.

“Es un área que requiere mucho talento”

Por último, no debemos de olvidarnos nunca de que, ante todo, somos médicos… Y todo buen médico empezará por desarrollar una historia clínica en detalle, poner a disposición de sus pacientes el consentimiento informado y tener la predisposición para indicar a sus pacientes el tratamiento que mejor se ajuste a sus necesidades… En nuestro campo, algunos pacientes te demandan directamente un determinado tratamiento, aunque no sea el más indicado… Por eso, debemos saber explicar en profundidad las opciones e, incluso, saber decir que no.

AS.- ¿En qué consiste la denominada proporción áurea? ¿En qué medida afecta a esta rama de la Medicina?

CO.- Durante muchos años se ha dicho que la belleza estaba relacionada con la simetría, sin embargo, el ser humano no es simétrico y, en cualquier caso, está en continua evolución. La única medida que no va a cambiar es la distancia que hay entre los ojos… Dentro de que nosotros, los médicos estéticos, sí que buscaremos una simetría, lo que realmente debemos buscar es la armonía. Por ejemplo, en mi caso, cuando pienso en la boca perfecta siempre pienso en la de los bebés – 1/3 partes corresponde al labio superior, 2/3 al inferior. Siempre que hago un labio me acuerdo de ello. El labio inferior manda… Este es un ejemplo de determinadas asimetrías que son la perfección. En esto radica el buen hacer de cada médico…

AS.- ¿Qué efectos pueden tener las modas y tendencias dentro de la Medicina Estética?

CO.- Es cierto que siempre se ponen de moda algunas excentricidades. Hubo una época en la que las pacientes demandaban unos labios exagerados, ahora son los pómulos. Los pacientes piden de todo en consulta, pero nosotros debemos saber lo que realmente debemos extraer de cada paciente, sin cambiar su expresión, respetando cierta movilidad… Nuestro objetivo no es que nuestros pacientes parezcan más jóvenes, sino que envejezcan con elegancia y extrayendo lo mejor de cada uno. Queremos que, con el paso de los años, tengan un aspecto cuidado y natural.

AS.- ¿Ha evolucionado la idea de belleza a lo largo de la historia? ¿Cómo?

CO.- Sí lo ha hecho, un ejemplo muy gráfico es el del color de la piel. La expresión tener ‘sangre azul‘ hacía referencia a tener una piel tan clara que las venas se transparentasen. Por eso, hubo un tiempo en que las clases pudientes de las cortes occidentales evitaban exponerse al sol y se aplicaban todo tipo de ungüentos para blanquear su piel. Cuando Coco Chanel se convirtió en un exponente de la moda, cambió radicalmente este concepto…

“Siempre se ponen de moda algunas excentricidades”

En estos momentos, conocemos los efectos perjudiciales que tiene el sol sobre la piel y entendemos el cuidado de la piel de otra manera… Buscando, sobre todo, la expresión de la salud… Como médicos estéticos, hemos de recordar que el objetivo no es transformar las facciones para adaptarlas a la moda, sino buscar la naturalidad y realizar tratamientos que supongan unos resultados positivos a largo plazo. Por eso, desde la SEME siempre tratamos de explicar que la Medicina Estética es prevención.

AS.- ¿Hay proporciones ideales en la anatomía facial? ¿Cuáles son?

CO.- Sí que las hay, por supuesto, pero, como decíamos antes, se trata de optimizar las cualidades que ya trae el paciente de forma natural y de buscar la armonía. Por eso, nos basamos tantísimo en el material iconográfico. A lo largo del tiempo, hemos de ser capaces de que, independientemente de los tratamientos a los que sometamos a nuestros pacientes, se respete su anatomía.

“Los años hacen que los rostros tiendan a cerrarse”

Uno de los retos es ser capaces de tratar aquellas ‘sombras‘ que van apareciendo con los años, debido a las pequeñas depresiones que se crean en el rostro por la alteración de la distribución de las grasas, por ejemplo. Así que nuestro objetivo es tratar estos surcos sin cambiar la expresión. Curiosamente, los años hacen que los rostros tiendan a cerrarse. Un buen médico estético buscará sacar la luz y abrir las facciones… Así que la proporción ideal, con cierto margen, es la que traiga de base cada paciente.

1 Comentario

  1. Un gran artículo en referencia a Medicina Estética. Completamente de acuerdo con el contenido del mismo y la valoración de los profesionales en Medicina Estética. clinicapalomaojel.com

Deja un comentario