Política y Sociedad

Los médicos de Madrid ratifican su unidad contra la privatización de la sanidad pública

En una carta conjunta a todos los médicos de Madrid, los representantes de las distintas organizaciones que conforman el Comité Profesional han materializado esta unión al tiempo que manifiestan, en primer lugar, el orgullo que supone para todos formar parte de lo que ha sido y es uno de los movimientos profesionales sanitarios más importantes de la sociedad española en los últimos años. La carta subraya cómo su rechazo al plan no responde a ninguna ideología política y sí se fundamenta en evidencia científica habiendo demostrado “cómo el intento de privatización de la gestión sanitaria, lejos de generar el pretendido ahorro económico, puede acarrear un encarecimiento del sistema sanitario, en el que sólo ganarán las empresas privadas que, con un legítimo interés por el beneficio económico, pretenden intervenir en este proceso” afirman.

 

Asimismo, señalan que “hemos aportado pruebas sobre cómo una de las consecuencias más importantes de este plan es la disminución de la calidad de la asistencia y la aparición de una creciente discriminación en la atención a los ciudadanos. Hemos sido capaces de mostrar cómo la puesta en marcha de este modelo de gestión privatizada sin garantía alguna, provocará consecuencias sociales y sanitarias irreversibles con tan solo ponerse en marcha”.

 

Subrayan la importancia que en este movimiento han tenido los ciudadanos y cómo en los profesionales ha despertado el sentimiento de responsabilidad que ha generado un sentimiento de compromiso con la sociedad. Y afirman que, por este compromiso social, además de oponerse al citado plan han hecho propuestas para reformar el funcionamiento del sistema sanitario ofreciendo su colaboración, para, de manera seria y profesional abordar dicha reforma, más necesaria si cabe en momentos de graves dificultades económicas como el actual. Y lamentan que, ‘desgraciadamente, nuestros gobernantes, han rechazado cualquier ofrecimiento de colaboración, aprovechando, además, cualquier ocasión, para desprestigiar a los profesionales que cuidamos la salud de todos los madrileños’.

 

La carta hace referencia también a la vía judicial en la que se encuentra inmerso en estos momentos el Plan de Lasquetty. “Haciendo un ejercicio de responsabilidad como ciudadanos y como profesionales hemos puesto ‘el Plan’ en manos de la Justicia, porque en el desarrollo del mismo se ha vulnerado nuestro ordenamiento jurídico”. En este momento el Plan de privatización sanitaria se encuentra suspendido cautelarmente, habiendo dejado claro en sus autos los Magistrados los peligros de llevar a cabo dicho plan y la irreversibilidad para la Sanidad madrileña de los cambios contenidos en el mismo.

 

Los médicos de Madrid defienden hoy las mismas ideas que hace un año “sin que la Consejería haya podido rebatir con seriedad ninguno de nuestros argumentos” aseguran. Sin embargo añaden no sentirse satisfechos, ya que la sanidad pública madrileña ha sufrido enormemente durante este año, siendo descapitalizada, disminuyéndose plantillas y externalizando multitud de pruebas diagnósticas e intervenciones quirúrgicas. La carta termina con una llamada a seguir trabajando por un sistema cuyo mantenimiento puede garantizarse de otra manera y subrayando el orgullo de ser profesionales sanitarios.