Industria farmacéutica Condicionada al desarrollo de un fármaco para enfermedad inflamatoria intestinal

La Comisión Europea aprueba la adquisición de Shire por Takeda

— Madrid 21 Nov, 2018 - 4:48 pm

La Comisión Europea ha aprobado, en virtud del Reglamento de Fusiones de la Unión Europea (UE), la adquisición de la compañía biotecnológica Shire por parte de la farmacéutica Takeda, una decisión que está supeditada a la venta de un producto de tratamiento biológico en desarrollo por la primera de ellas para tratar la enfermedad inflamatoria intestinal.

Margrethe Vestager

“Hay muchas enfermedades con solo un número limitado de tratamientos efectivos y seguros. La enfermedad inflamatoria intestinal es uno de esos casos. Es una condición de por vida con efectos devastadores en la vida de las personas. Por lo tanto, es esencial que las empresas continúen desarrollando productos nuevos y prometedores para su tratamiento”, explica la responsable de la política de competencia de la Comisión Europea, Margrethe Vestager.

“Hoy podemos aprobar la fusión entre Shire y Takeda, pero solo con la desinversión del producto que Shire está desarrollando para tratar la enfermedad y que podría haberse perdido a través de la fusión. Esto preservará la innovación en este mercado y, lo que es más importante, aumentará la elección de los tratamientos para los pacientes”, añade Margrethe Vestager.

Competencia estrecha

La investigación de la Comisión Europea se centró en los tratamientos para la patología intestinal inflamatoria y, en particular, en los tratamientos biológicos para la enfermedad, donde se superponen las actividades de Shire y Takeda. Esta última ya ofrece un tratamiento biológico para la enfermedad, llamado Entyvio, que pertenece a una clase de tratamientos biológicos llamados “anti-integrinas”, explica este organismo comunitario.

Shire, actualmente, está desarrollando un tratamiento biológico que pertenece a la misma clase de productos biológicos, los anti-integrinas. Por lo tanto, se espera que compita estrechamente con Entyvio una vez que llegue al mercado. A la Comisión Europea le preocupaba que la adquisición, tal como se notificó originalmente, provocara una pérdida de innovación y una reducción de la competencia potencial en el futuro.

Ya no hay problemas de competencia

Para abordar los problemas de competencia de la Comisión Europea, Takeda ofreció vender el producto de Shire que se espera que compita con Entyvio, incluidos los derechos de su desarrollo, fabricación y comercialización, a un comprador que tenga un incentivo para desarrollar el medicamento. Por lo tanto, los compromisos eliminan completamente la superposición entre las actividades de Takeda y Shire en el mercado.

Por ello, la Comisión Europea concluyó que la transacción propuesta, modificada por los compromisos, ya no plantearía problemas de competencia. La decisión está supeditada al pleno cumplimiento de los compromisos.

Deja un comentario