Política y Sociedad apertura del ciclo de la Fundación Bamberg en busca de una nueva normalidad sanitaria

La Comisión Parlamentaria de Reconstrucción Nacional despierta recelos en sectores de la Sanidad

La primera cita online con la Fundación Bamberg en plena pandemia por la Covid-19 ha detectado que la Comisión Parlamentaria de reconstrucción nacional despierta recelos y preocupación en amplios sectores de la Sanidad y el mundo de la salud.

A este encuentro virtual asistieron desde sus casas y puestos de trabajo 250 figuras del ámbito asistencial e industrial, unidos por el deseo de lograr una Sanidad mejorada para todos y en el recuerdo del añorado secretario general de esta entidad, el doctor Salvador Arribas, una de las primeras víctimas del SARS-CoV-2 en el sector sanitario.

Ignacio Para

Levantar hoy el futuro

Con la serena sonrisa de Salvador Arribas en la memoria, el presidente de la Fundación Bamberg, Ignacio Para, abrió el ciclo de encuentros dedicados a ‘La vuelta a la normalidad. Los cambios requeridos’, con los que esta entidad de pensamiento sanitario quiere ayudar a la recuperación de asistencia en España con atención a sus puntos de mejora previos a la pandemia y posteriores a la llegada de la Covid-19.

Ignacio Para hizo un planteamiento positivo de los encuentros para llegar a fórmulas útiles para la Sanidad y no tanto para que el pasado inmediato sirva como arma arrojadiza. Desde este posicionamiento de futuro, ve imprescindible un aprendizaje general para que la población sepa como convivir con el nuevo coronavirus.

Salvador Arribas

Un colapso no tan inesperado

Para el máximo representante de la Fundación Bamberg, existe la constatación de que el sistema sanitario sufrió un colapso los meses pasados, a pesar del extraordinario esfuerzo realizado por gestores y profesionales sanitarios, un colapso debido a la afluencia masiva de pacientes a los servicios de urgencias que, en su opinión, habría que evitar en el futuro con todos los medios.

Propuso este directivo trabajar desde ahora con la máxima calidad asistencial y desde el filtro de los resultados en salud, con la oportunidad que supone descubrir y utilizar a fondo las nuevas formas de atención sanitaria a distancia, al ser este el momento de emplear las nuevas tecnologías en favor del mayor potencial de la telemedicina.

Para se alegra de que observatorios, como el del grupo sanitario HM Hospitales, confirmen la reducción de carga viral en el país y que, progresivamente, las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) se vean vaciadas después de semanas de trabajo extenuante.

Aprender a despolitizar

Apuesta igualmente el presidente de esta Fundación por un mayor conocimiento del funcionamiento molecular del organismo humano como base para afrontar tanto nuevas infecciones masivas como el futuro de la nueva Medicina. Como remedio más urgente para optar a una mejor Sanidad, después de la pandemia, remitió a los asistentes al libro con el que la entidad convocante recogió 33 propuestas de reforma.

Entre las referidas propuestas, citó expresamente Parala despolitización de la gestión sanitaria, el reforzamiento del Ministerio de Sanidad y el fortalecimiento de atención con base en la comunidad. Finalmente, emplazó a todos a las siguientes citas de este ciclo de encuentros virtuales, que se llevarán a cabo los próximos días 15 de junio, y 6 y 27 de julio, en horario de tarde.

Ignacio López Balboa

Sobre las lecciones aprendidas

La primera mesa de análisis, centrada en las lecciones aprendidas durante la pandemia, fue conducida por el doctor Ignacio López Balboa, que es patrono de la Fundación Bamberg, quien planteó la distinción del sociólogo Amando de Miguel entre salud y Sanidad; al ser lo primero un buen individual, y auto responsable, y lo segundo, un bien de naturaleza colectiva, una diferencia con lo que inquirió a los participantes en la primera ronda, sobre si la crisis de la Covid-19 es de salud o sanitaria.

Como primer invitado en hablar, en traje de faena como sanitario, el que fue secretario general de Sanidad y Consumo entre 2015 y 2018, el doctor José Javier Castrodeza, evocó su experiencia como político y gestor sanitario, en periodos también con crisis, y describió su papel actual como profesional sanitario.

José Javier Castrodeza

Recuperar prestigio

Pidió José Javier Castrodeza un análisis desapasionado y técnico de todo lo vivido, en un país bien calificado en términos sanitarios hasta hace pocos meses y que, sin embargo, tuvo que sufrir algunos de los efectos más severos de la pandemia en el mundo.

Asume Castrodezal que el papel de los profesionales evitó males mucho mayores en estos meses pasados, pero a un coste muy alt, por lo que requirió actualizar los criterios de recursos sanitarios en España y aplicar otras medidas, como reforzar el carácter ejecutivo del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS), revisar la vigencia de la legislación actual en materia de Salud Pública y vigilancia epidemiológica para que sus mecanismos no vuelvan a ser tan pasivos como demostraron.

Junto a ello, el ‘popular‘ sumó la urgencia de regular el Big Data para ponerlo al servicio de la salud de los ciudadanos y reconocer que la colaboración público privada permite asumir parte de la carga de la pandemia y normalizar el ritmo de las cirugías.

Jorge Aboal

Galicia, por delante

El director general de Asistencia Sanitaria del Servicio Gallego de Salud (Sergas), Jorge Aboal, relató que su comunidad autónoma se adelantó al resto del país al iniciar la compra centralizada de respiradores de alta gama, una previsión que le permitió, en su opinión, ir dos semanas por delante, respecto al resto del territorio nacional.

De esta forma, la comunidad gallega, armada con las herramientas necesarias frente a la pandemia, afrontó un reto de gestión indédito para todos hasta el momento, gracias a la coordinación interdepartamental desde la Xunta a todos sus escalones.

Pese a ello, reconoció Jorge Aboal que las enseñanzas de esta crisis sanitaria fueron adquiridas a base de “jarabe de palo”, con un excelente trabajo realizado por los profesionales sanitarios y no tanto por la alta política. En cualquier caso, observa que, aunque el coronavirus no respeta fronteras, los resultados son muy distintos en unos sitios que en otros.

Antonio Alarcó

Trazabilidad y aislamiento

Antonio Alarcó, que es senador del PP, contestó a Ignacio López Balboa con la afirmación de que la crisis de la Covid-19 es a la vez sanitaria y de salud, momento en el que recordó que la asistencia sanitaria es gratuita y universal para los ciudadanos desde el Tratado de Lisboa, pero que también siempre tiene un alto coste.

Según refirió Antonio Alarcó, al haber estado presente en la reunión del Comité Ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), celebrada en la ciudad suiza de Ginebra en la segunda semana de febrero, pudo traerse a España importantes recomendaciones de trazabilidad del SARS-CoV-2, y la convicción de que el aislamiento era el único cortafuegos posible contra la pandemia.

Para Alarcó, sin embargo, y a pesar de los avisos, explosionó en España una bomba de carga viral el 8 de marzo, fecha de manifestaciones masivas, que afectó principalmente a Madrid y que también se extendió al resto del país.

Como recetas, este senador pidió un Pacto de Estado por la Sanidad, como ya postuló previamente en uno de los encuentros de la Fundación Bamberg, además de que se impulse en el país la Medicina Personalizada de Precisión con CAR-T, el Big Data y la Inteligencia Artificial, en línea con la estrategia 2030 de la Unión Europea (UE).

Juan Luis Steegmann

Reconstrucción en entredicho

El doctor Juan Luis Steegmann, que es diputado por Vox en el Congreso de los Diputados, afirmó que habría que hablar de pacto de rehabilitación del ruinoso edificio sanitario, en lugar de reconstrucción, como lleva por nombre la comisión parlamentaria de la que él mismo es miembro, equipo de trabajo que le despertó un notable excepticismo, ya que su pronóstico para la Sanidad española es negativo, al menos, hasta 2025.

Juan Luis Steegmann incidió también en la condenable politización de los cargos médicos, que situó incluso a nivel de las Jefaturas de Servicios, junto a la fragmentación sanitaria de España. Denunció, además, errores estrepitosos en la gestión de la pandemia por la Administración central y acusó un silencio vergonzante en las sociedades científicas encargadas de avisar sobre las crisis epidemiológicas.

En su enmienda a la totalidad, también criticó Steegmann el sesgo complaciente hacia China de entidades supranacionales como la OMS y el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), a los que afeó difundir pautas ambiguas y en condicional. Por otro lado, y como diputado, aseguró que trabajará para buscar la excelencia para el SNS, mediante la justa elección y evaluación del personal sanitario

Ignacio Para, Joseba Barroeta, Alberto de Rosa, Julio Mayol y Rubén Moreno

Reestructuración hospitalaria

La segunda mesa virtual tuvo como protagonistas a importantes actores en activo de la gestión hospitalaria. El director gerente del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid, Joseba Barroeta, precisó que el centro en el que trabaja atendió a 6.000 pacientes, hospitalizó a 2.200 y tuvo que asumir una mortalidad del 18 por ciento de mortalidad en UCI, después de ingresar en planta al 6 por ciento de las personas que acudieron a urgencias.

Se trató de un esfuerzo que implicó duplicar las cuadernas del centro asistencial y multiplicar los espacios para cuidados intensivos, además de habilitar un hotel medicalizado para 150 pacientes en apenas ocho días.

Para Joseba Barroeta, los cuadros médicos sacaron a relucir su patrimonio troncal y realizaron partes de la atención que antes no correspondía a sus funciones, una lección que le parece tan valiosa como que hay que sacar parte del trabajo hospitalario a la Atención Primaria y los domicilios de los pacientes en la nueva normalidad.

Ecos de Alzira

El consejero delegado del Grupo Ribera Salud, Alberto de Rosa, intervino como responsable de un centro que realiza 20.000 pruebas de SARS-CoV-2 a la población madrileña de Torrejón. Además de acordarse de las víctimas de la pandemia, fueran o no profesionales sanitarios, teme que los ciudadanos desarrollen, a su vez, miedo a acudir al SNS durante la nueva normalidad, riesgo para el que considera necesario generar confianza desde el principio de la seguridad total y después de diseñar nuevos procesos y adaptar los espacios físicos asistenciales.

Para Alberto de Rosa, esta crisis servirá, sin embargo, para la canalización de la digitalización de la Sanidad, con una necesaria coordinacion entre todos los sectores y agentes implicados, a la vez que los gestores trabajan en estrategias de innovación. También, asumió que esta pandemia, especialmente cruel con la población mayor, debe llevar a los hospitales más allá de sus paredes.

Adiós a los silos

El director Médico del Hospital Universitario Clínico San Carlos de la capital, el doctor Julio Mayol, acusó fallos habidos en la información vertical y horizontal, durante la pandemia, y criticó la sobre abundancia de datos difíciles de contrastar a priori.

Augura Julio Mayol un nueva forma de trabajar en equipo, después de esta crisis, que también demandará una nueva formación de Médicos Internos Residentes (MIR), sin olvidar otras medidas adoptadas por la urgencia, como comprar recursos de manera acelerada y contratar profesionales como respuestas funcionales al margen de la burocracia.

También avisó Mayol de que habrá que hacer una buena provisión de Equipos de Protección Individual (EPI) y dispositivos respiratorios ante futuras crisis potenciales. No obstante, concluyó al decir que habrá que hacer digital solo lo que deba ser digital, a parte de reducir la variabilidad y los efectos adversos, y tras dejar de hacer lo que resulte inoperante e ineficiente.

Tragedia nacional

Rubén Moreno, que también es senador del PP, recordó que Bloomberg y Lancet describieron el SNS como uno de los mejores del mundo hace apenas unos meses. Para evitar imprevisiones como aquellas, en las que incurrió el Gobierno, apuesta por crear como prioridad una agencia estatal de Salud Pública y Emergencias Sanitarias con dotación para actuar e investigar.

Esta institución se debería reforzar con una plataforma de generación de vacunas con reservas estratégica, además de crear un núcleo, o pull, de personal especializado siempre preparado para acudir a las zonas de crisis sanitaria, como cascos blancos a imitación de los cascos azules de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Abastecimientos de fármacos salvados

El presidente del Consejo Asesor de la Fundación Bamberg, el doctor Mario Mingo, moderó la tercera mesa de análisis, que se centró en los aspectos regulatorios y de financiación para el SNS que trae la era post Covid-19

El director de relaciones con la Comunidades Autónomas de Farmaindustria, Jose Ramón Luis Yagüe, expresó que hay que hacer país tras una crisis de Salud Pública, que tensiona mucho el SNS, y que trae profundos efectos económicos y sociales.

Informó Jose Ramón Luis Yagüe de que la industria nacional tiene 80 plantas de producción de fármacos que cuadruplicaron su actividad para atender a 28 millones de pacientes crónicos en estos meses tan difíciles, porque abastecimiento, producción y distribución ayudaron a solventar los problemas sanitarios dentro de un compromiso multisectorial.

Tecnología Sanitaria valiente

La secretaria general de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin), Margarita Alfonsel, prefirió hablar de recuperación antes que de reconstrucción nacional. En ese sentido, y aunque colaborará con toda seriedad en dicha comisión parlamentaria de reconstrucción, alberga dudas sobre su utilidad final.

Detecta Margarita Alfonsel una caída del 70 por ciento en la atención sanitaria general al primar, lógicamente al paciente de la Covid-19. Pidió, por ello, al Ministerio de Sanidad, como Farmaindustria, reservas estratégicas para el país, de cara a evitar falta de dispositivos ante nuevas crisis posibles.

Más propuestas de valor

El consejero de Sanidad de la Generalitat de Cataluña entre 2010 y 2016, Boi Ruiz, entiende que la ley de contratos no facilita las propuestas de valor como evidencia la crisis aún abierta, al tiempo que el sector sanitario, como parte de la economía, deberá estar en primer lugar para los keynesianos, al generar riqueza y empleo.

Puso por delante Boi Ruiz, las decisiones de coste de oportunidad y reclamó un pacto sanitario para corregir la insuficiencia financiera del SNS, al ser consciente de que la política económica exige enormes esfuerzos y consensos, porque, sentenció, el sector sanitario es el más importante del país.

Madrid resiste

El consejero de Hacienda y Función Pública del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Javier Fernandez-Lasquetty, afirmó que volver a la normalidad no es una descongelación ni depende de apretar un botón porque hubo muchas víctimas y muchas cosas se destruyeron.

Sobre el esfuerzo realizado en esta región, mencionó Javier Fernandez-Lasquetty 17 aviones con 1.141 toneladas, de material sanitario valorado en 82 millones de euros, gracias a haber realizado 920 contratos de emergencia, de los cuales más de 800 fueron para la Sanidad madrileña.

Fernandez-Lasquetty criticó al Gobierno central por fijar  topes de precios y puso como ejemplo de eficiencia el hospital de IFEMA. Como último argumento, precisó que, de los 44.000 ingresos hospitalarios efectuados en la Comunidad de Madrid, 10.000 fueron en centros privados y 4.500 en centros públicos de gestión privada.

Normalidad con vacunas

Finalmente, la directora de Asuntos Corporativosde la compañía farmacéutica Lilly España, Teresa Millán, que prefirió hablar de construir la Sanidad de un nuevo siglo y no de reconstruir, también elogió el gran trabajo realizado por unos profesionales sanitarios que, a su juicio, deberían estar mejor pagados, y concluyó con la aseveración de que la normalidad a la que aspira el país dependerá de las vacunas y los tratamientos que se consigan contra el SARS-CoV-2 y la Covid-19.

2 Comentarios

  1. Paco says:

    Que artículo más manipulador, falto a la verdad y partidista. No hay que ver más allá de los participantes sobre todo de la primera y tercera mesa… Que den lecciones los señores del PP, como en el caso de Galicia cuando es mera campaña electoral. O que le den voz a VOX q quiere acabar con la sanidad pública, o que participe Lasquetty q fue un impulsor de la privatización sanitaria ya dice mucho del artículo.

    • Carlos Nicolás says:

      Creo que usted confunde lo que es una crónica con lo que es una toma de posición sobre algo; en este caso, el redactor se limita a contar lo que vio y oyó. Y parece que acertadamente. Lamento que usted no lo vea así.