Publicaciones

Comer bien para bien estar

— Madrid 5 Nov, 2020 - 4:36 pm

El doctor Nicolás Romero, que es especialista en nutrición, ha escrito el libro ‘Comer bien para bien estar‘, en el que plantea un “método definitivo para una vida más larga y mejor”, y propone un plan completo que aúna nutrición y psicología positivas para mejorar la salud.

Nicolás Romero afirma que “la pandemia de la Covid-19 está alterando nuestra manera de alimentarnos. Comemos peor y de manera más desordenada, a pesar de que una buena alimentación nos protege frente al virus”. Según este autor, “el confinamiento, las limitaciones de movilidad y los cambios en nuestra manera de vivir y de trabajar, derivados de la pandemia, están dando la puntilla a la ya maltrecha dieta mediterránea”.

Tanto es así, que este autor asegura que “la Covid-19 está acabando con la dieta mediterránea” e insiste en la importancia de “adquirir hábitos equilibrados y saludables, como llevar una alimentación consciente, cuidar el sueño, relajar el cuerpo y la mente, potenciar la motivación, disfrutar del ahora o el control de los impulsos”, ya que “son fundamentales para reforzar los pilares de nuestro bienestar”.

En su anterior obra, ‘Si te gusta comer, aprende a adelgazar´, Romero propone diferentes estrategias para lograr el peso ideal, “sin dieta y sin estar obsesionados con la comida”. En esta segunda, da un paso más y ofrece al lector las claves para lograr el autocontrol sobre la alimentación y otras conductas y conseguir un envejecimiento saludable e impedir que nuestro organismo se vuelva vulnerable a la enfermedad. “El objetivo es ganar años y salud a la vida”, señala.

El famoso “método del doctor Romero”

El método del doctor Romero busca conseguir “la mejor versión” de cada persona, transformar su alimentación y entrenar su capacidad, para mantener esos cambios en el tiempo. A corto plazo, ganar energía y optimizar el rendimiento diario y, a largo, afrontar el envejecimiento con más éxito, con más años libres de enfermedad y con una esperanza de vida saludable.

Este método se basa en una secuencia de activación continua que permite introducir cambios en la alimentación, para que se incorporen paulatinamente en el cerebro y así entenderlos, aprenderlos y automatizarlos. Además, esta técnica propone una psicología positiva para potenciar los puntos fuertes de cada persona. “Para que los cambios sean sostenibles, aúno la nutrición y la psicología positivas para conseguir que alguien que está bien, pueda estar mejor, y que alguien que está mal, pueda estar bien, aprendiendo a disfrutar y mantener en el tiempo ese bienestar”, afirma Romero.

Esta estrategia está respaldada por un estudio publicado en la revista The Lancet, en el que se muestra con evidencia científica que, si una persona tiene un bajo consumo de alimentos saludables en su dieta de forma habitual, el deterioro nutricional llega a ser mayor incluso que cuando ingiere comida que no le favorece. Una buena alimentación se consigue con una buena base de origen vegetal, complementada con otros alimentos que aportan proteínas, ácidos grasos esenciales, micronutrientes y fitoquímicos bioactivos. Esta, además, es sostenible y respetuoso con el medioambiente.

La lucha contra el envejecimiento es una de las claves de este método. Alrededor de los 25 años, empiezan los cambios debido a la edad. A partir de los 30, la grasa corporal aumenta y la masa muscular y el agua disminuyen. La cantidad de calorías necesarias para mantener el peso es menor y, por lo tanto, comer menos no supone ningún detrimento, sino todo lo contrario. Por lo tanto, si no se hace nada para atenuar los efectos del envejecimiento, en poco más de una década, dos a lo sumo, aparecerán las enfermedades crónicas que lleva aparejadas.

Autor: Nicolás Romero.

Título: Comer bien para bien estar.

Edición: Ediciones Martínez Roca (Grupo Planeta).