Apunte del día mantiene la privatización sanitaria del PP

Ciudadanos ignora lo que había prometido hacer en la sanidad de Madrid

La decisión del Grupo Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, de votar junto al Grupo Popular (PP) en contra de la reversión al sector público del laboratorio clínico central de seis hospitales, ha provocado un aluvión de críticas contra el partido naranja, el liderado por Albert Ribera, entre otras razones por su incapacidad para cumplir su palabra dada, como la recogida en el Pacto de Investidura que dio el gobierno de Madrid a Cristina Cifuentes (PP).

Los asistentes al Pleno de la Asamblea de Madrid del pasado jueves, 7 de junio, confiaban en que los parlamentarios de Ciudadanos iban a hacer bueno el punto 47 del citado Pacto de Investidura, en donde se anunciaba la “paralización del proceso de privatización de servicios sanitarios y de gestión del sistema sanitario”. Pero prefirieron seguir las indicaciones del PP y olvidar lo que habían firmado. Y eso que se trataba de los hospitales que, en una decisión sorprendente de Cifuentes, habían dejado de ser empresas públicas para no dar la impresión de que seguía la línea privatizadora de Esperanza Aguirre.

Ciudadanos ha actuado como sindicato en  representación de unos trabajadores que como partido político en defensa de los ciudadanos

Lo sorprendente del incumplimiento de Ciudadanos, y de acuerdo con lo reiterado por Marta Marbán, la portavoz del grupo en la ocasión, era la justificación ofrecida para no aprobar la reversión y era lo que los trabajadores del laboratorio, a quienes habían consultado, les habían dicho: que lo mejor (se supone que para los trabajadores) era seguir como estaban. Un planteamiento del que se deduce que a Ciudadanos le interesa más ejercer como sindicato en defensa de unos pocos que como partido político en representación de los intereses de los ciudadanos. Vamos, que debía buscar un argumento para convertirse en correa de transmisión del PP.

De todos modos, y pese a haberse aprobado el mantenimiento de la privatización del laboratorio clínico central, a la Consejería de Sanidad no va a resultarle fácil sacar adelante la nueva adjudicación pues, de acuerdo con la Ley de Contratos del Sector Público, “las entidades del sector público no podrán celebrar otros contratos que aquellos que sean necesarios para el cumplimiento y realización de sus fines institucionales…” (Art.28)

En esta tesitura, cabe pensar que será difícil justificar la necesidad en este caso, pues hay hospitales públicos de muchos mayor nivel en Madrid, como pueden ser La Paz, Ramón y Cajal… que no no tienen necesidad de externalizar tal servicio.. A no ser que los responsables de Sanidad de Madrid consideren que son incapaces de gestionar lo menor, cuando no es necesario tal recurso para lo mayor.

En fin, se avecina un tiempo poco propicio para un consejero que, para sacar adelante sus proyectos, precisa del apoyo de un Ciudadanos reconvertido. O que hace lo contrario de lo que dice.

Carlos Nicolás

Director Editorial de Acta Sanitaria

Deja un comentario