Industria farmacéutica como tratamiento añadido

Chiesi amplía su vademécum en fibrosis quística con Bronchitol de 40 miligramos

— Madrid 20 Ene, 2021 - 11:28 am

La compañía farmacéutica Chiesi España ha comenzado a comercializar Bronchitol de 40 miligramos, un fluidificante de secreciones mucosas pulmonares a base de manitol en polvo, con el objetivo de “proporcionar soluciones terapéuticas que mejoren la calidad de vida de los pacientes con fibrosis quística y, al mismo tiempo, facilitar la labor de los profesionales sanitarios”.

La fibrosis quística es “una enfermedad crónica, hereditaria y degenerativa que afecta principalmente a los pulmones y al sistema digestivo. Esta enfermedad rara afecta a las zonas del cuerpo que producen secreciones, alterando la producción de sudor, jugos gástricos y moco”, detalla este laboratorio.

Por ello, “se produce un espesamiento de las secreciones por la disminución del contenido de agua y sodio, lo que puede causar obstrucciones que llevan a infecciones e inflamaciones. Esta enfermedad ocurre en uno de cada 3.200 niños nacidos vivos”, según las cifras de Chiesi.

Bronchitol se utiliza “como tratamiento añadido al mejor tratamiento disponible” y, antes de iniciarlo, “se tiene que someter a los pacientes a una evaluación de la dosis de inicio para detectar la posible hiperreactividad bronquial”, subraya esta compañía.

Reduce la viscosidad

Después de la inhalación del producto, “se produce la entrada de fluido en las secreciones de las vías respiratorias, de modo que reduce su viscosidad y facilita su eliminación”, concretan desde Chiesi. Este fluidificante se presenta en cápsulas (40 mg) que contienen un polvo seco para inhalación a través de un dispositivo inhalador, es decir, “la dosis recomendada requiere la inhalación del contenido de 10 cápsulas cargadas de forma individual en el inhalador dos veces al día”, agrega.

En los estudios realizados por esta farmacéutica, “los pacientes presentaron una mejora de, aproximadamente, 2-3 por ciento en el volumen espiratorio máximo en un segundo (FEV1) ajustado según la edad, la altura y el sexo, en comparación con el placebo, durante las 26 semanas de tratamiento”.