Breves En un documento para su debate final en el Congreso y Senado

La Plataforma CH2025 eleva 10 propuestas sobre cronicidad a la Comisión para la Reconstrucción

— Barcelona 26 Jun, 2020 - 5:11 pm

Las principales organizaciones colegiales, sociedades científicas y asociaciones de pacientes involucradas en la atención al paciente crónico en España, agrupadas en la plataforma Cronicidad: Horizonte 2025 (CH2025), han hecho público un documento que incluye 10 propuestas para el abordaje multidisciplinar de la cronicidad en el contexto post-Covid, declaración que se presentó ante la Comisión de Reconstrucción Social y Económica del Congreso de los Diputados, que las estudiará para su inclusión en el informe final que se debatirá en la Cámara Baja y el Senado.

Esta propuesta, que se compartió también con el Grupo de Trabajo de Sanidad y Salud Pública de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica, la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso de los Diputados y el Ministerio de Sanidad, se basa en un estudio preliminar liderado por el director del Instituto Universitario de Pacientes de la Universidad Internacional de Catalunya (UIC), Boi Ruiz, sobre de los elementos clave para el desarrollo de políticas de atención a la cronicidad en el horizonte 2025. Este informe señala entre las principales prioridades para volver a la normalidad, la reactivación del acceso del paciente crónico a la Atención Primaria, así como a la Atención Hospitalaria programada, que hasta ahora se habían limitado con el fin de descongestionar el sistema sanitario y garantizar la seguridad de los pacientes.

Según las entidades que integran la referida Plataforma, “una vez se hayan tomado las medidas de vuelta a la normalidad, será necesario dotar a la atención a la cronicidad de un reconocimiento estructural propio, más allá del modelo actual de Atención Primaria y Atención Hospitalaria”. Este documento incluye aspectos relativos a la financiación y dotación de recursos, que van desde la importancia de adecuar la financiación a las necesidades de las personas, hasta contemplar recursos para la promoción de la salud y la prevención, más allá de los destinados a la atención.