Política y Sociedad ya cuenta con varios proyectos dentro de su estrategia digital

El Consejo General impulsa una farmacia digital, conectada y más cercana al paciente

El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF) ha continuado, desde la adopción de su estrategia ‘Somos Farmacéuticos: Somos Asistenciales, Somos Sociales, Somos Digitales’, en 2019, con su firme apuesta por el uso de las nuevas tecnologías, “con el fin de mejorar la prescripción y dispensación; la calidad y los servicios asistenciales; o la seguridad del paciente, entre otros aspectos, y que se irán materializando durante los próximos meses”, en palabras del presidente de esta organización colegial, Jesús Aguilar.

En este sentido, el CGCOF recuerda que el Senado, a través de su Comisión de Asuntos Económicos y Transformación Digital, acordó, por “amplia mayoría”, instar al Ejecutivo “a reforzar el papel de la oficina de Farmacia en el Sistema Nacional de Salud (SNS) e integrar la red de farmacias comunitarias en la Estrategia de Salud Digital que tiene previsto impulsar el Gobierno a través de la nueva Secretaría General de Salud Digital, Información e Innovación del SNS”.

Jesús Aguilar

Esta mociónllega a tiempo, pues, ahora, el Ministerio de Sanidad está abordando los planes y el calendario para hacer efectiva la Sanidad 5P -personalizada, predictiva, preventiva, participativa y poblacional- a través de ambiciosos planes de digitalización del SNS; y cuando la Unión Europea (UE) está movilizando numerosos recursos financieros para hacer de la transformación digital una palanca de la recuperación económica tras la crisis ocasionada por la Covid-19″, explica esta corporación.

Durante el debate en la Cámara Alta, los distintos portavoces parlamentarios destacaron “la importancia del actual modelo de Farmacia en la salud y bienestar de todos los ciudadanos”. Así, el senador del PP y promotor de esta moción, Javier Redondo, defendió “la oportunidad de esta iniciativa, que llega en un momento crucial, pues tanto la crisis provocada por el coronavirus, que ha obligado a replantearse muchos aspectos del SNS, como la llegada de los fondos europeos, va a precipitar esta necesaria transformación digital del sistema sanitario; una transformación que fracasará si no se cuenta con la red de 22.102 farmacias por las que cada día pasan 2,3 millones de personas”.

BOT PLUS, la gran base de datos

Entre sus iniciativas en favor de la transformación digital, el CGCOF cuenta con BOT PLUS, que, en palabras del director de los servicios técnicos de esta organización, Antonio Blanes, se trata de “una gran base de datos de medicamentos y productos sanitarios y de parafarmacia, es decir, de dispensación en Farmacia, que tiene más de 35 años y que es la base de la información que genera el Consejo General para ofrecer a las farmacias”.

“El objetivo es permitir a los farmacéuticos una dispensación informada, con todas las garantías sanitarias, información actualizada, con advertencias, alertas, avisos de posibles interacciones de medicamentos, etc.”, detalla Antonio Blanes. En cifras, BOT PLUS dispone de datos de todos los fármacos de uso humano (25.000), productos sanitarios y dietoterápicos financiados (6.000), así como de otros productos de parafarmacia no financiados (46.000); medicamentos veterinarios (16.000); fármacos extranjeros (65.000); interacciones (36.000) y enfermedades (2.000), entre otros.

Antonio Blanes

“Toda esta información es enriquecida con más de 49.000 documentos multimedia y una potente capacidad de actualización, con más de 100 actualizaciones al año. BOT PLUS está también en su versión app, para smartphones y tablets con sistemas iOS y ANDROID, con información sobre medicamentos y personalizada por comunidades autónomas”, agregan desde el CGCOF. Así, Blanes explica, que de esta herramienta, “se extraen distintas aplicaciones, además de la que usa el farmacéutico en su oficina o en Farmacia Hospitalaria, también tenemos aplicaciones para móviles para profesionales, y una versión móvil para la población en general, gratuita, que se llama Medicamento Accesible Plus”.

Esta última “se nutre con información de BOT PLUS y está hecha con la colaboración de la Fundación ONCE y Vodafone para permitir que todo el mundo tenga acceso a la información, incluidas personas con dificultades de visión o manipulación”, señala el director de los servicios técnicos.

Últimas actualizaciones

La base de datos, que en su versión para los profesionales, al contar con información más detallada, tiene un coste por suscripción, se encuentra “en constante actualización y evolución”, informa Blanes. De esta manera, este año, “hemos incluido fotografías de los envases y de la forma farmacéutica de los medicamentos, con información procedente de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), y advertencias de aquellos medicamentos más apropiados para pacientes con dificultades de deglución”.

Además, esta herramienta cuenta con una nueva funcionalidad que permite conocer los medicamentos con problemas oficiales de suministro según la AEMPS, con la posibilidad de detectar aquellos que sean no sustituibles por el farmacéutico. El director afirma que, debido a la pandemia de la Covid-19, “han aparecido productos nuevos, como mascarillas nuevas puestas en el mercado, que, como el resto de productos, se han incorporado a BOT PLUS. Pero, por suerte, la pandemia no ha afectado al funcionamiento de esta base de datos”.

La eReceta privada ante la Covid-19

Por otro lado, el CGCOF subraya que la receta electrónica privada en España “comienza a ser una realidad”, tras la puesta en marcha del sistema de ‘eReceta Privada Contingencia Covid-19‘, acordado por los consejos generales de Dentistas, Farmacéuticos, Médicos (OMC) y Podólogos (CGCOP).

“Una de las demandas históricas de las farmacias ha sido la necesidad de disponer de sistemas que validasen la autenticidad de las recetas privadas. Así como en el sistema público contábamos con un formato papel definido y se implantó, posteriormente, la receta electrónica, en el ámbito privado existía esta carencia. En este sentido, los avances que estamos consiguiendo con la receta electrónica privada son fundamentales para el paciente y el propio profesional”, apunta la secretaria general del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, Raquel Martínez.

Relata Raquel Martínez que “nada más irrumpir la pandemia, nos dimos cuenta de que a pesar de estar preparados en la parte de la dispensación para desplegar un sistema con funcionalidad completa, en esta situación de emergencia, debíamos generar una solución simplificada para involucrar en el menor tiempo posible a los sistemas de prescripción. El objetivo era facilitar el acceso a los tratamientos prescritos con las garantías sanitarias para los pacientes y así lo hicimos junto a los Consejos Generales de Dentistas, Médicos y Podólogos, habilitando una versión simplificada del Sistema de Receta Electrónica Privada”.

Martínez comenta que “podemos decir que España es pionera en la implantación” de la eReceta Privada, y que “el sistema crece mes a mes de manera satisfactoria”. La receta electrónica privada “irá ampliándose y extendiéndose por el conjunto del sistema sanitario a medida que los modelos de prescripción utilizados por las diferentes entidades, aseguradoras, consultas privadas y, en definitiva, sus facultativos, acrediten las condiciones necesarias y las especificaciones técnicas para el correcto funcionamiento del sistema”, especifican desde el CGCOF.

Jesús Aguilar y Raquel Martínez

Sistemas ya operativos

En palabras de la secretaria general de esta organización, “en estos momentos, están homologados y operativos los sistemas de prescripción de la receta privada electrónica del Grupo Hospitalario Quirónsalud, HM Hospitales, Docline, Drimay (REMPe), Chip Card/Redsys Salud, Clínica Asturias, Sanitas, Osigu, Galitec, Medigest, Fundación Global Salud y Open Healhcare”.

“Nuestro objetivo es que el próximo año superemos ya la versión simplificada, con funcionalidades básicas, y que pusimos en marcha de  forma urgente para dar solución rápida a la pandemia; para desplegar ya todos y funcionar con la eReceta Privada con todas sus funcionalidades”, insiste Martínez, que, por otra parte, aclara que Nodofarma, la plataforma del Consejo que conecta a las farmacias españolas, representa, en el caso de la receta electrónica, “un nodo efectivo y ya implantado, que posibilita la interoperabilidad de las farmacias con cualquier sistema de receta electrónica, lo que resulta esencial al facilitar la integración y el trabajo de los farmacéuticos y permitir a los pacientes que puedan retirar su medicación en el punto más próximo a su domicilio”.

FarmaHelp, solución para el paciente

En su compromiso por facilitar a los pacientes el acceso a los medicamentos, el CGCOF creó, en septiembre de este año, una plataforma de servicio que permite la comunicación instantánea entre las farmacias comunitarias con el objetivo de localizar un medicamento ante una situación de urgencia o ante un problema en el suministro.

Bajo el nombre de FarmaHelp, se trata de “una herramienta funcional que permite conectar con el resto de farmacias del entorno, de tal manera que la práctica habitual, que era que el usuario recorriera farmacias buscando un medicamento, se soluciona, y la Farmacia puede conectarse a este software de gestión para indicar al paciente dónde está el medicamento que busca”, detalla el vicepresidente del Consejo, Juan Pedro Rísquez.

Juan Pedro Rísquez

El radio de acción de esta herramienta “está indicado para las farmacias del entorno, pero puede ser provincial e incluso interprovincial”, concreta el vicepresidente de esta corporación, que asevera que las oficinas de Farmacia “pueden gestionar que el medicamento se lleve a una Farmacia concreta, para que el paciente se vea lo menos perjudicado posible”. Este servicio, gratuito para los farmacéuticos colegiados, “ha empezado a desplegarse más ampliamente en noviembre, ahora mismo hay 30 provincias dadas de alta en FarmaHelp y confiamos en que todas se sumen”, reconoce.

Así, el farmacéutico puede realizar solicitudes de medicamentos en falta a todas las farmacias que se encuentren alrededor, lo cual genera una petición instantánea que puede ser respondida por el resto de farmacias de forma voluntaria. Esta herramienta fue testada durante el mes de septiembre en un pilotaje llevado a cabo en las farmacias de Palencia a través del colegio farmacéutico provincial, con unos resultados que reflejaron “un porcentaje de participación cercano al 57 por ciento del total de farmacias y un total de 45 solicitudes cursadas”.

Atajar problemas de suministro

“Este software es, en parte, consecuencia del desarrollo de la plataforma de nuestro Centro de Información sobre el Suministro de Medicamentos (CISMED), que recoge la información de todos los problemas de falta de medicamentos. En CISMED hay más de 9.000 farmacias dadas de alta en España, que informan diariamente de falta de suministro de medicamentos”, enfatiza Juan Pedro Rísquez.

“Igual que estamos haciendo atención farmacéutica domiciliaria para que el paciente no se tenga que desplazar en plena pandemia, creo que FarmaHelp puede ayudar mucho a que el paciente pueda estar más cómodo y no tenga que estar recorriéndose las farmacias”, destaca Rísquez.