Breves Propone que el Estado avance en la aplicación de la última directiva europea

Cataluña mantiene la vigilancia sobre los cigarrillos electrónicos

— Barcelona 22 Abr, 2014 - 4:27 pm

22 LOGO SALUD CATALUÑA

El secretario de Salud Pública de la Generalitat de Cataluña, Antoni Mateu, ha recogido las peticiones del director de la Tobacco Free Initiative de la OMS, Armando Peruga, en el sentido de impedir que los cigarrillos electrónicos vuelvan a normalizar el consumo de tabaco, y ha optado por renovar el compromiso catalán con las políticas antitabaco. Un estudio del Instituto Catalán de Oncología muestra que las personas expuestas al humo de los cigarrillos electrónicos presentan biomarcadores similares a las que conviven con personas que fuman hasta siete cigarrillos convencionales.

La Generalitat de Cataluña mantendrá la vigilancia sobre los efectos del consumo de los cigarrillos electrónicos y propondrá al Gobierno que tan pronto como pueda incorpore a la normativa estatal las recomendaciones de la directiva europea del mes de febrero. Antoni Mateu, secretario de Salud Pública, lo ha anunciado durante la clausura de la jornada «Cigarrillos electrónicos: interrogantes abiertos», dedicada a analizar las dudas surgidas a causa de la irrupción en el mercado de estos dispositivos nuevos.

El encuentro, organizado por la Agencia de Salud Pública de Cataluña, ASPCAT, ha contado con la asistencia de más de 240 profesionales de la salud y la participación de Armando Peruga, director de la Tobacco Free Initiative de la OMS, quien ha instado a los gobernantes a tomar medidas para «impedir que los esfuerzos de control del tabaco se debiliten y evitar que se vuelva a normalizar el consumo». Ha recordado que estos dispositivos tienen una eficacia baja como ayuda para dejar de fumar, y se ha mostrado partidario de reducir al mínimo los posibles daños para los usuarios y los no usuarios de los cigarrillos electrónicos.

A este respecto, Esteve Fernández, investigador del Instituto Catalán de Oncología, ICO, ha presentado un estudio en el que se muestra que los no fumadores que conviven con fumadores de cigarrillos electrónicos presentan concentraciones similares de biomarcadores relacionados con la nicotina que las registradas en los no fumadores que conviven con fumadores de tabaco convencional.

Deja un comentario