Política y Sociedad entrevista al presidente del Consejo General de Dentistas

Óscar Castro: “El objetivo es que la publicidad sanitaria sea solo informativa y no incite al consumo”

El presidente del Consejo General de Dentistas, el doctor Óscar Castro, ha ofrecido a Acta Sanitaria una entrevista en la que detalla el impacto de la Covid-19 en el sector de la Odontología y los esfuerzos realizados por esta organización ante la pandemia, sin dejar de lado algunas de sus firmes reivindicaciones, como es la regulación de la publicidad sanitaria, con el sólido objetivo de que esta “sea exclusivamente informativa y no incite al consumo”.

Óscar Castro

Acta Sanitaria (AS).- ¿Qué destaca de la labor realizada por el Consejo General de Dentistas durante estos meses de pandemia? 

Óscar Castro (OC).- Podríamos destacar tres aspectos: la labor informativa, la formativa y la reivindicativa, por decirlo de alguna forma. Respecto a la primera, desde el 24 de febrero de 2020, 20 días antes de que el Gobierno declarase el estado de alarma por la pandemia de coronavirus, el Consejo General de Dentistas de España se ha esforzado al máximo por mantener informados a los colegiados sobre las medidas de prevención que se deben tomar en las consultas, elaborando protocolos, informes e infografías de interés para la profesión. Son documentos que vamos realizando o actualizando según evoluciona la situación sanitaria.

En cuanto a la acción formativa, elaboramos el curso Plan de acción dental para el periodo postepidémico Covid-19, tanto para dentistas como para el personal auxiliar de la clínica. La vuelta a la ‘nueva normalidad‘ después del confinamiento llevó implícita una serie de cambios y adaptaciones muy importantes, desde la atención a los pacientes hasta las medidas de protección que debe tomar el dentista y todo su personal auxiliar de la clínica dental. La acogida de esta iniciativa ha sido magnífica, decenas de miles de personas han realizado el curso, una asistencia sin precedentes.

Por último, desde que comenzó la pandemia, no hemos dejado de reivindicar los derechos de la profesión para que resultara lo menos afectada posible. Así, enviamos numerosas cartas a la Administración y a los ministerios de Sanidad, Hacienda y Trabajo para que los dentistas pudieran acogerse a los ERTE por fuerza mayor; solicitamos la exención del pago de IVA de manera temporal en productos sanitarios a las entregas, importaciones y adquisiciones intracomunitarias de bienes necesarios para combatir los efectos de la Covid-19; y, también, pedimos que se tomaran las medidas adecuadas para frenar el mercado libre y la especulación existente en la adquisición de dicho material. Todo, con el objetivo de intentar paliar el descalabro económico de las clínicas dentales.

“El 27% de los encuestados ha tenido que seguir recurriendo a un ERTE”

AS.- ¿De qué manera afectó la primera ola al sector de la Odontología? ¿Cómo afrontan su organización y las clínicas esta segunda ola? 

OC.- En febrero, las clínicas ya empezaron a sufrir la falta de material protector (mascarillas, batas, guantes, etc.), al igual que todo el personal sanitario. A pesar de todo, donamos el poco stock que teníamos a los hospitales y centros de salud, pues eran quienes más lo necesitaban. Después, las clínicas dentales fueron declaradas servicio esencial, pero solo para atender urgencias. Los tratamientos que se podían retrasar se aplazaron. Por lo tanto, la actividad laboral era mínima y los ingresos prácticamente inexistentes.

En esta segunda ola, de momento, no hay falta de material protector. Además, hemos demostrado que las clínicas dentales son lugares seguros y que la posibilidad de contagio es menor que en otros ámbitos, pues estamos acostumbrados a seguir unos protocolos muy estrictos de asepsia. En una encuesta que realizamos a más de 2.200 dentistas de toda España con el objetivo de conocer la situación laboral y la prevalencia de la Covid-19 de este colectivo profesional, se desprendió que nueve de cada 10 clínicas dentales han reanudado plenamente su actividad desde mayo. En cuanto a contagios por SARS- CoV-2, de los 2.200 dentistas que participaron en la encuesta, 741 (33,5%) se han realizado una PCR. De ellos, en 30 casos dio positiva (4%), y solo en 12 la sospecha del contagio fue en el ámbito laboral (1,6%). Desde el punto de vista laboral, el 27% de los encuestados ha tenido que seguir recurriendo a un ERTE y el 0,5% ha suspendido definitivamente su actividad profesional.

AS.- ¿Cuál es su opinión acerca de cómo se está gestionando esta crisis sanitaria en España?

OC.- Cuando empezó la pandemia, nadie sabía lo que era la Covid-19 ni cómo podía afectar, por lo que hubo que ir improvisando. Hasta que se ha ido conociendo el virus, todo ha sido ensayo-error. Durante los meses en los que disminuyeron los contagios, se debieron elaborar planes de contingencia y prevención y, posiblemente, ahora estaríamos mejor. Pero, lamentablemente, las expectativas son poco halagüeñas.

“Lamentablemente, las expectativas son poco halagüeñas”

AS.- ¿Ha recibido respuesta del Ministerio de Sanidad sobre el apoyo que ofrecen los dentistas para la realización de rastreos y test Covid-19? ¿Cree que el Gobierno les está dando el papel que se merecen en esta situación?

OC.-  No hemos recibido respuesta, pero como facultativos que somos, si hay algún colectivo que cumple con los requisitos para luchar contra esta pandemia, según la ley de Ordenación de Profesiones Sanitarias, esos somos los dentistas. Dada esta situación excepcional, nos hemos puesto a disposición de las autoridades sanitarias, puesto que seríamos una gran ayuda para controlar la pandemia. Por nuestra formación, estamos capacitados tanto para utilizar los medios para diagnosticar la enfermedad como para prevenirla.

AS.- ¿Qué lecciones extrae de la pandemia?

OC.-  Pues lo principal es que hay que reforzar la Atención Primaria. Hemos comprobado que existe una falta de personal que repercute directamente en la atención a los pacientes. Por otro lado, se ha puesto de manifiesto que la situación laboral del personal sanitario es a veces tan precaria que se ven obligados a emigrar a otros países europeos. Estamos dejando que jóvenes talentos se vayan de nuestro país, es una pérdida terrible para nuestro sistema sanitario.

“Estamos dejando que jóvenes talentos se vayan de nuestro país”

Aunque esta pandemia nos sorprendió a todos y hubo que improvisar a la hora de tomar medidas sanitarias y socioeconómicas, a partir de ahora se deberían crear protocolos de actuación para situaciones sanitarias de emergencia que permitan una actuación rápida y segura. La improvisación conlleva graves errores que no nos podemos permitir.

AS.- Por otro lado, ¿cómo valora la respuesta de Hacienda a la carta que le envió usted sobre la ya rechazada posibilidad de aplicar un 21 por ciento de IVA a la Sanidad Privada?

OC.-  La valoramos de forma muy positiva. Una subida del IVA en la Sanidad Privada implicaría que muchos pacientes no puedan acceder a los tratamientos odontológicos. Y, como siempre, afectaría a los sectores más vulnerables de la sociedad.

AS.- ¿Por qué considera necesaria una Ley de Publicidad Sanitaria, tal y como traslada a los representantes parlamentarios con los que se reúne?

OC.-  Llevamos años insistiendo en la regulación de la publicidad sanitaria con el fin de controlar la propaganda comercial y los mensajes publicitarios en este ámbito, no solo por estar en juego los intereses económicos de los consumidores, sino también, y principalmente, su derecho a la salud.  El objetivo de esta ley es garantizar que todas las comunicaciones comerciales relacionadas con la salud sean exactas y verídicas para garantizar la seguridad del paciente. Es decir, que la publicidad sanitaria sea exclusivamente informativa y no incite al consumo. No es un capricho del Consejo General de Dentistas, es una petición que hacemos desde todos los Consejos Sanitarios.

AS.- ¿En qué se fundamenta la petición que realiza, en esas mismas reuniones, de modificar la Ley de Sociedades Profesionales?

OC.-  La Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales (LSP), prevé que los Colegios Profesionales puedan sancionar deontológicamente a aquellas compañías que lleven a cabo actividades para las que se requiere la colegiación obligatoria, al tiempo que contempla medidas para asegurar que el control empresarial queda en manos de profesionales colegiados. Sin embargo, existen resquicios legales que han permitido el acceso al Registro Mercantil de auténticas sociedades profesionales como si fueran sociedades de intermediación, quedando fuera del ámbito de aplicación de la LSP. La finalidad de esta modificación es la correcta aplicación de dicha ley.

“La finalidad de esta modificación es la correcta aplicación de dicha ley”

AS.- ¿Qué acciones tienen previstas desde el Consejo próximamente, al margen de la Covid-19?

OC.-  Actualmente, todas las actuaciones se centran en la pandemia de la Covid-19. Sin embargo, consideramos que hay que seguir adelante con otras cuestiones que también son importantes y que debemos retomar. En este sentido, y como hemos dicho anteriormente, seguiremos trabajando para aprobar la ley de Publicidad Sanitaria y modificar la ley de Sociedad Profesionales. Ambas beneficiarán a los pacientes y, por tanto, son dos claros objetivos del Consejo. Además, continuaremos realizando campañas para concienciar a la población de la importancia de mantener una buena salud bucodental y su vinculación con la salud general.