Punto de vista Punto de vista

Castilla y León sí suprime enfermeros y médicos en su plan de ‘amortización’

Comisiones Obreras de Castilla y León sí tiene claro la triste realidad de lo que va a suponer el proceso de “amortización” que pretende llevar a cabo el consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio Sáez Aguado: “supresión de médicos y enfermeros, mayor carga de trabajo para los profesionales sanitarios rurales, un incremento de los riesgos laborales que van a padecer y, sobre todo, una pérdida de calidad asistencial para la ciudadanía de este entorno”.

Durante el último mes la Consejería ha planteado tres borradores distintos de reestructuración que, en realidad, son borradores de amortización. Pese a la elaboración de tantos borradores, en ninguno de ellos se contienen determinadas amortizaciones y creaciones anunciadas por algún gerente “sí o sí”. Este proceder pone de manifiesto, una vez más, la descoordinación existente entre los distintos niveles de la Gerencia Regional de Salud, o peor aún, la falta de control de los niveles superiores sobre los inferiores. Estas gerencias “autónomas” hablan de acuerdo con los diferentes Equipos de Atención Primaria, pero éstos dicen que tal acuerdo no existe porque parte de algo que sus gerencias han obviado decir, y es que a los equipos se les presenta la premisa de lo que es amortizable, que es intocable. Y que tampoco coincide con lo que la Consejería envía a la Mesa Sectorial donde negocia y presenta sus actuaciones a los representantes sindicales, entre ellos los de CCOO.

Recortes por abajo y sobredimensionamiento por arriba en Sanidad

Tenemos la sensación de que esta Consejería no tiene claro el objetivo final de esta reestructuración. No se está teniendo en cuenta que no se sustituye nada. Por ello reiteramos nuestra postura en contra de las formas aplicadas, porque se reduce plantilla de los Equipos de Atención Primaria, mientras no se toca la plantilla de las gerencias. Además, las amortizaciones a día de hoy ya se están realizando discrecionalmente. No sabemos cómo van a encajar en el proceso los médicos post-transitorios de la Oferta Pública de Empleo (OPE de 2006). Amortizan demarcaciones de localidades con más población que otras que se mantienen. Llevan a cabo actuaciones tan extrañas como dividir asistencialmente pequeñas localidades. Un ejemplo de lo que decimos está ocurriendo en Esguevillas de Esgueva (Valladolid), un núcleo rural de 300 habitantes ha quedado desglosado en 3 demarcaciones operativas… Y sabemos que como este caso hay muchos más repartidos en toda la Comunidad. Es evidente que desde la Consejería no valoran la totalidad de cargas de trabajo real en cada demarcación. Para colmo nos recortan dos veces, una al acumular y no sustituir, y otra al reducir la plantilla. Y con todo ello nos venden que no se suprimen servicios…

Tenemos la sensación de que esta Consejería no tiene claro el objetivo final de esta reestructuración. No se está teniendo en cuenta que no se sustituye nada

Los traslados y amortizaciones realizados bajo cuerda hasta este momento complican aún más la ordenación de recursos. Desde CCOO de Castilla y León exigimos a la Consejería de Sanidad claridad, transparencia y rapidez en la provisión definitiva de plazas mediante un concurso de traslados con una comisión de seguimiento en la que participen las organizaciones sindicales. No entendemos el empeño de la Gerencia Regional de Salud por llevar a cabo esta reestructuración en dos fases, en vez de realizarlo en una única fase de concurso de traslados. Este proceder hace sospechar que realmente sólo pretenden mejorar la situación de determinados profesionales más allegados, no a la totalidad de los profesionales. Ante esta actuación no vamos a aceptar ninguna propuesta que consolide las plantillas mínimas como definitivas y que no cubra, día a día, todos los puestos de trabajo de los Centros de Atención Primaria de de la Comunidad.

Reestructuración, sí;, amortización, no

Por otro lado, en CCOO de Castilla y León no conseguimos saber de qué manera encaja en su reestructuración-amortización lo que acaba de anunciar el presidente del Partido Popular en Ávila, afirmando que, desde febrero y hasta el 31 de diciembre, tres médicos más, contratados por la gerencia de Atención Primaria de la provincia, se sumarán al Centro de Salud de Muñana. ¿Qué tipo de contrato es ese y quién ha decidido ese contrato de duración determinada? ¿Bajo qué régimen jurídico?…

En CCOO estamos a favor de una reestructuración de la Atención Primaria, pero no a cambio de empeorar la situación laboral de los profesionales y de una disminución en la calidad asistencial de los usuarios. Independientemente de los datos bien cocinados que figuren en sus documentos, lo que parece claro es que la amortización de 180 vacantes médicas y de 44 enfermeras está ahí sea para hoy o para mañana, y que han manejado las variables de la manera más favorable a sus intereses.

Para CCOO lo más importante son las repercusiones que va a tener la reestructuración para los profesionales de la sanidad rural y para los ciudadanos. Ponemos de manifiesto, contra lo que afirma la consejería, que no han pecado de transparencia y que no disponemos del procedimiento que desarrolla esta reestructuración, que sí sabemos que es un programa informático que utiliza datos de población de 2005 de acuerdo a lo manifestado por un directivo de Atención Primaria. Necesitamos conocer cómo van a afectar a los profesionales todas las modificaciones que se están llevando a cabo en el mapa sanitario actual en cuanto a plantillas, a su atención continuada, a la carga de trabajo derivada de las nuevas asignaciones de cupos…

Desconocemos cómo se va a proceder en los traslados, especialmente teniendo en cuenta que afectan a dos personalidades jurídicas diferentes; desconocemos cuántos y qué profesionales están en Atribución Temporal de Funciones, comisión de servicios, quién tendrá que moverse, con qué prioridad …

 

Salvador Escribano