Industria farmacéutica Según los resultados del ensayo clínico en Fase III REGN-COV 2069

Los anticuerpos casirivimab e imdevimab, de Roche, reducen un 81% el riesgo de infección Covid-19

— Madrid 13 Abr, 2021 - 5:25 pm

La compañía farmacéutica Roche ha confirmado los resultados positivos del ensayo clínico en Fase III REGN-COV 2069, que evalúa la capacidad de la combinación de los anticuerpos en investigación casirivimab e imdevimab para reducir el riesgo y el impacto de la infección por la Covid-19 entre los contactos domiciliarios de personas infectadas por el SARS-CoV-2, de los que destaca que la administración subcutánea de estos compuestos redujo el riesgo de infecciones sintomáticas en un 81 por ciento en aquellos que no estaban infectados cuando entraron en este ensayo.

Este ensayo clínico, realizado conjuntamente con el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID), que forma parte de los Institutos Nacionales de Salud (NIH), cumplió su objetivo primario y sus metas secundarias clave.

Asimismo, en las personas tratadas con casirivimab e imdevimab que seguían experimentando una infección sintomática resolvieron la duración de los síntomas en un plazo medio de una semana, en comparación con las tres semanas en las que habían recibido placebo. No se observaron signos nuevos ni graves de seguridad.

Tal y como señala el director médico y jefe de Desarrollo Global de Productos de Roche, el doctor Levi Garraway, “los datos de hoy confirman el potencial valor dual de casirivimab e imdevimab para reducir las infecciones por contagios domiciliarios por Covid-19 y disminuir el impacto de la enfermedad en quienes se infectan, cuando se administra por vía subcutánea”.

Al margen de las vacunaciones

“Aunque las vacunaciones están aumentando en todo el mundo, sigue habiendo una necesidad no cubierta para prevenir las infecciones y facilitar una protección inmediata contra la Covid-19 entre los contactos cercanos. Por este motivo, estamos muy satisfechos de aportar estos datos a las autoridades sanitarias con el objetivo de que esta combinación esté disponible para más personas tan pronto como sea posible”, subraya Levi Garraway.

Este ensayo clínico en Fase III, doble ciego y controlado con placebo, evaluó el efecto de casirivimab e imdevimab en personas sin anticuerpos frente al SARS-CoV-2 ni síntomas de la Covid-19, que vivían en el mismo hogar que una persona que había dado positivo al SARS-CoV-2 en los cuatro días anteriores. Incluyó, así, 1.505 personas que no estaban infectadas con el SARS-CoV-2 en situación basal y recibieron o bien una dosis de casirivimab con imdevimab (1.200 mg) o bien placebo, administrados como inyecciones subcutáneas.