Hospitales Según el Hospital Ruber Internacional

Las cardiopatías congénitas no son “factor de riesgo” en la infección severa por la Covid-19

— Madrid 14 Sep, 2020 - 2:00 pm

Para el jefe del Servicio de Cardiología Pediátrica del Hospital Ruber Internacional de Madrid, el doctor Federico Gutiérrez-Larraya, “ante la situación epidemiológica actual respecto a la Covid-19 y los niños con cardiopatías congénitas, hasta el momento, ningún estudio científico las ha identificado como factor de riesgo para padecer una infección severa por el coronavirus SARS-CoV-2”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera anecdóticos los casos registrados de niños con cuadros graves de shock pediátrico tras contraer la Covid-19. Además, este especialista afirma que, “en la mayoría de los casos, los niños con cardiopatías congénitas pueden volver al colegio de la misma manera que el resto de los niños, conociendo y respetando las recomendaciones del Ministerio de Sanidad y de cada centro educativo”.

Federico Gutiérrez-Larraya

En el caso de infectarse, Federico Gutiérrez-Larraya explica que “los riesgos de un niño cardiópata con coronavirus (PCR+) y con síntomas, es necesario hospitalizarlo”. Además, añade que “tampoco parece que haya que restringir la escolarización a los pacientes pediátricos trasplantados”.

Casos puntuales

Sobre este último extremo, el citado cardiólogo del Hospital Ruber Internacional indica que, “tradicionalmente, se ha recomendado la vuelta al colegio a los tres meses de la fecha del trasplante si el niño está estable; solo se retrasa en caso de inestabilidad clínica, rechazo o infecciones. Se ha observado una incidencia muy baja de infección por coronavirus en estos pacientes trasplantados de órganos sólidos, como corazón, riñón, hígado, intestino, pulmón o de médula ósea”.

Los especialistas pediátricos apoyan que los niños con enfermedades crónicas lleven una vida lo más parecida a los demás de su edad, incluida la escolarización. “Solo casos muy puntuales deben ser excluidos y subrayamos la necesidad de seguir las recomendaciones establecidas por las comunidades autónomas y la Administración central, no solo respecto a la actual pandemia, sino a las vacunaciones en general, incluyendo en el caso de los niños con cardiopatías, vacunación frente a la gripe e inmunoprofilaxis frente a virus sincitial respiratorio”, concluye Gutiérrez-Larraya.