Política y Sociedad deberá contar con el apoyo de los grupos parlamentarios

El presupuesto de 2019 para el Ministerio de Sanidad aumenta un 41%

La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, ha realizado un análisis del impacto que tendrían los Presupuestos Generales del Estado 2019 en materia sanitaria, en caso de ser aprobados, afirmando que el objetivo de los mismos es «intervenir en la realidad social» de España, a través de un aumento de la dotación para el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social del 41 por ciento.

«Queremos intervenir en la realidad social de nuestro país, que se ha visto deteriorada estos años de recortes y retrocesos sociales injustificados con un importante impacto en la clase media española”, expresó María Luisa Carcedo, quien señaló que los objetivos de las medidas sociales de estos presupuestos son «recuperar y consolidar una gran clase media; fortalecer nuestro sistema de protección; la equidad y la cohesión; y colocar en el centro a las personas».

Según detalló Carcedo, el presupuesto destinado al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social aumenta casi en un 41 por ciento hasta alcanzar los 3.133,56 millones de euros, de los que 364,47 millones serán para Sanidad específicamente -un 9,3 por ciento más-; 2.716,49 por ciento para Servicios Sociales, lo que supone un 47,4 por ciento más; y 52,19 millones para Servicios Generales, un 5,3 por ciento más.

Estos presupuestos, a pesar de haber superado un nuevo trámite con su aprobación en el Consejo de Ministros, todavía deberán contar con el apoyo de los grupos parlamentarios suficientes para que salgan adelante, algo que, hoy por hoy, no parece estar asegurado.

Ayudas a dependencia y copagos

También hizo referencia la titular de la cartera sanitaria del Gobierno a la eliminación de ciertos copagos farmacéuticos. En concreto, en el proyecto de presupuestos «se suprimen para pensionistas con rentas inferiores a 11.200 euros anuales» y «personas perceptoras de las prestaciones económicas de la Seguridad Social por hijo a cargo». «Beneficiará a más de 7,8 millones de personas», según recoge el Ministerio de Sanidad.

Recordó la ministra de Sanidad que las ayudas a la dependencia aumentarían un 60 por ciento, con una dotación de 2.231 millones de euros, mientras que el Estado volverá a pagar las cotizaciones a la Seguridad Social de las personas cuidadoras familiares. En total, 180.000 personas, en su mayoría mujeres, se verán beneficiadas. “Las nuevas medidas en copagos, dependencia e infancia beneficiarán directa e inmediatamente a 10 millones de españoles”, aseguró.

Los Presupuestos Generales del Estado de 2019, de aprobarse de esta manera, incrementarían la financiación autonómica en 6.487 millones de euros, parte del cual se destinará a Sanidad, previsiblemente. Además, Carcedo recogió el aumento de los salarios del personal sanitario y de servicios sociales en un 2,25 por ciento más un complemento variable.

Deja un comentario