Política y Sociedad Jornada multidisciplinar de Novartis y la Fundación Gaspar Casal

Experiencia génica y mayores recursos son las vías a un buen acceso a las nuevas terapias CAR-T

El encuentro multidisciplinar de terapias avanzadas, centradas en CAR-T, organizado por la compañía farmacéutica Novartis y la Fundación Gaspar Casal, ha confirmado que la experiencia en manipulación génica de células, junto a mayores recursos, son las vías seguras a un mejor acceso a estos nuevos tratamientos, tal como se aseveró en el salón de actos de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM).

Juan del Llano

De hito en hito

El director de la Fundación Gaspar Casal, el doctor Juan del Llano, recordó que la innovación en Oncología llegó en los últimos años de la mano de la inmunoterapia.

Como recogió este ponente de la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica (ASCO), esto fue posible gracias a dos hitos señeros, entre otros muchos. El primero, logrado en 2017, mediante los inhibidores de punto de control inmunitario aplicables a pacientes con cáncer de pulmón avanzado.

En segunda instancia, y ya en 2018, el avance fue el que llevó a la terapia de células T con receptor de antígeno quimérico, como células T citotóxicas, lo que supone, detalló Juan del Llano, utilizar células inmunitarias especiales para destruir las células malignas.

En tercer lugar, habló Del Llano de la edición génica que se desarrolla en 2019 y que, en su opinión, debería reportar el Premio Nobel de Medicina y Fisiología al profesor Francisco Juan Martínez Mojica, quien es miembro de la Universidad de Alicante, lo que va a permitir, según él, grandes avances en enfermedades raras para las que hoy no hay tratamiento disponible.

Marta Moreno

Colaboración para los pacientes

La directora de Market Access & Public Affairs de Novartis Oncology, Marta Moreno, celebró poder disponer de una jornada en la que compartir todas las novedades capitales en terapias con células CAR-T, desde un enfoque amplio y tan multidisciplinar como colaborativo.

En esa línea, se mostró esta representante del mencionado laboratorio tan satisfecha por contar con especialistas del medio hospitalario y, por supuesto, también con el punto de vista de los pacientes.

Sobre estas terapias, afirmó Marta Moreno que son el buque insignia de la Medicina Personalizada, desde el motor que supone la innovación, para lo cual pidió el acercamiento entre entidades y Administraciones. Desde una perspectiva general con modelos de colaboración es factible, aseveró, llegar a resultados más rápidos y más profundos.

De linfomas y leucemias

En esas dinámicas incluyó Moreno a Novartis que, hace siete años, se lanzó a la investigación en las nuevas líneas de conocimiento médico. Fruto de ello, surgió la colaboración con la estadounidense Universidad de Pennsylvania, que hizo posible Kymriah (tisagenlecleucel, antes CTL019), la primera terapia CAR-T aprobada en el mundo, con indicación para leucemia linfoblástica aguda y linfomas B difusos de células grandes (LDCGB).

Habló igualmente Moreno del acuerdo logrado con la Administración española para las condiciones de Kymriah, establecido como modelo mixto de resultados en salud y de financiación, con alcance previsto a varias decenas de pacientes en las dos patologías neoplásicas indicadas. En ese punto, explicó a Acta Sanitaria que el proceso que supone un mayor coste es el lentivirus, que dota a la terapia de una gran duración en el tiempo.

Francisco Zaragozá

Emily vuelve a sonreír

El catedrático de Farmacología de la madrileña Universidad de Alcalá de Henares (UAH), el doctor Francisco Zaragozá, dictó la conferencia inaugural ‘Por qué hablamos de terapias disruptivas cuando hablamos de los CAR-T’. En ella, trajo a colación el caso de Emily Whitehead, que fue tratada con las primeras células de este género por una grave leucemia que padecía, de la que hoy, felizmente, se encuentra recuperada a sus 12 años de edad.

No dudó Francisco Zaragozá en afirmar que estas terapias CAR-T representan un antes y un después en Medicina. No obstante, rechazó un titular de El País en el que se vinculaba de manera directa un nuevo fármaco y su precio inferior a otro existente. Para explicarse, puso el caso de la hepatitis C, que causó un gran escándalo por los altos precios de sus últimos antivirales de acción directa.

Todo ello con el resultado de que hoy son tratamientos plenamente asumibles por el sistema sanitario, además de tener el beneficio de que esta hepatopatía ya está erradicada de La Rioja y correrá la misma suerte en otros territorios, según adelantó Zaragozá.

Un largo camino

Dentro del abordaje del cáncer, citó este catedrático los anticuerpos monoclonales que son capaces de dar el «beso de la muerte» a las células tumorales hasta llegar a las promesas y cumplimientos ya vistos en inmunoterapia

Como requisitos, enumeró Zaragozá el manejo celular que precisa un cultivo muy especializado, la reprogramación genética de linfocitos T y la vigilancia de efectos adversos, mediante biología molecular que controle el síndrome de liberación de citoquinas con tocilizumab. Todo ello, con atención a cuidar la estabilidad de las células manejadas, con usos acertados de vectores y tino al reducir las defensas naturales del paciente. Sin olvidar, añadió, el respeto a todos los aspectos legales.

Zaragozá mencionó también el uso de lentivirus o retrovirus, como vectores, que requieren una gran especialización; sin perder de vista, advirtió, la terapia adyuvante o deplectiva, en leucemia linfoblástica aguda, con fludarabina y ciclofosfamida; o citabina y etopísido, si el tumor es refractario a las terapias previas, esquema terapéutico que se aplica también a linfomas B difusos de células grandes (LDCGB), concretó.

María Castellano

Sin freno al acceso

Moderó la mesa sobre los CAR-T desde una visión multidisciplinar la catedrática de Medicina Legal de la UAH, María Castellano, quien razonó que es importante que la sociedad conozca lo que suponen estas nuevas terapias, habida cuenta de que el Derecho siempre va por detrás de la tecnología y la ciencia, argumento que le llevó a pedir que los nuevos tratamientos sean aprobados cuanto antes por la promesa de vida que supone para los pacientes.

María Castellano agradeció a la inmunoterapia poder disfrutar en carne propia de una buena calidad de vida desde que hace tres años iniciara su tratamiento. Declaró que cada minuto ganado a la enfermedad está lleno de emoción para cada enfermo, por lo que pidió a los investigadores toda la inspiración del mundo y todos los recursos necesarios para los que hacen posibles atajar las patologías y el sufrimiento que suponen, ya trabajen en un hospital o en un laboratorio farmacéutico.

Luis Paz Ares

Actividad sostenida

El jefe del Servicio de Oncología del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, el doctor Luis Paz Ares, explicó el plan transversal de este centro sanitario para inmunoterapia, que se nutre de especialistas españoles y foráneos y que cuenta con la unidad CRIS, con una estrategia compartida de la que ya se han beneficiado hasta ahora 1.400 pacientes.

Dentro de dicha estrategia, este oncólogo citó la especial atención prestada a las familias de los pacientes y al personal de Enfermería, dada su función insustituible. Como otro beneficio de esta forma de trabajar, añadido mejoras en eficiencia que supusieron sustanciales ahorros.

Dentro del itinerario a seguir con células CAR-T, Luis Paz Ares habló de elección del candidato, la extracción o aféresis de sus células, la manufactura CAR con expansión en proveedor farmacéutico, la infusión de estas células modificadas la paciente original, el manejo de su toxicidad y su monitorización a muy largo plazo.

Ángela Figuera

Para todo lo anterior, citó este ponente como requisitos la multidisciplinaridad, la protocolización, los equipos específicos y las sinergias y alianzas con la industria farmacéutica y otros hospitales. Para concluir, acusó a las Administraciones sanitarias de no aportar suficiente financiación para el desarrollo de terapias CAR-T académicas.

Sin miedos génicos

La jefa de la Sección Clínica y coordinadora de Trasplante del Servicio de Hematología del Hospital Universitario de La Princesa de Madrid, la doctora Ángela Figuera, destacó la gran experiencia española en trasplante de progenitores hematopoyéticos, desde que llegara al país esta tecnología que estrenó el doctor Donnall Thomas en la ciudad estadounidense de Seattlle, allá por el año 1969.

Ángela Figuera quitó todo el miedo que pueda suscitar la novedad que representan las terapias con células CAR-T porque, como aseguró, los hospitales españoles llevan años realizando terapia génica, como demuestran, expuso, las transfusiones de todo tipo de célula sanguínea y otros componentes de la sangre.

Para esta ponente, el problema con el Anti C-19 que se desarrolla en Barcelona viene de no poder generar volumen suficiente de terapia para todos los pacientes que las necesitarán, aunque se mostró confiada en que la explosión de esta tecnología hará que bajen los precios.

Melchor Álvarez de Mon

Llegarán CAR universales

El catedrático de Medicina y director del Departamento de Medicina y Especialidades Médicas de la UAH, el doctor Melchor Álvarez de Mon, destacó el carácter mudable de las células, cuya expresión más negativa es la célula maligna, al poseer proteínas ausentes en las células sanas.

Como pionero en el conocimiento génico, citó Melchor Álvarez de Mon al doctor Steven Ronsenberg en 1985, que describió el tráfico natural de las células que, luego, serían extraídas y manipuladas, mención que realizó tras comentar los lejanos albores que supuso Cooley en 1890 con la primera vacuna antitumoral.

Destacó Álvarez de Mon el carácter de accesibilidad de la sangre y la médula ósea a la hora de hacer avanzar rápido la inmunorerapia, disciplina que consiste, según él, en suplir al sistema inmune en aquellos pacientes en los que fallan sus defensas naturales.

Sugirió este ponente, además, que crear un anti TNF es relativamente fácil, con lo que encontró el verdadero problema en generar las cantidades necesarias de células CAR-T, como apuntó antes Ares Paz.

De las células CAR-T, afirmó Álvarez de Mon que son «balas» para ser disparadas con gran precisión, a partir de sueños que empezaron a materializarse en los años 80 del siglo XX y dentro de un desafío que hoy supone, a la vez, amplificar las células manipuladas y evitar que su proliferación sea excesiva y desemboque en el referido síndrome de liberación de citoquinas o problemas neurológicos.

Finalmente, Álvarez de Mon celebró que haya en curso más de 700 ensayos clínicos en la actualidad, bajo esta tecnología, aspecto que le permitió vaticinar que las células CAR serán útiles frente a los tumores sólidos y que, más adelante, habrá bancos de estas células, aptas para trasplante.

José Manuel Martínez Sesmero

El punto sobre la Ley

El jefe del Servicio de Farmacia del Hospital Universitario Clínico San Carlos de Madrid, el doctor José Manuel Martínez Sesmero, situó estas terapias en su contexto legal y sanitario.

Partió este ponente de la Ley de Uso del Medicamento de 2006, con clara definición de medicamento, que luego fue completado con la definición de terapia génica. Según atestiguó, dentro del Sistema Nacional de Salud (SNS) toca a los Servicios de Farmacia de los hospitales garantizar la custodia, dispensación y uso seguro y eficaz de todos los medicamentos.

Desde esa perspectiva, situó José Manuel Martínez Sesmero las comisiones de farmacia y terapéutica como elemento clave para el uso progresivo de las terapias con células CAR-T, a la hora de potenciar este carácter multidisciplinar. Además, quiso movilizar igualmente a todos los perfiles profesionales hospitalarios hacia un nuevo concepto de medicamentos 3.0, del que él mismo elabora actualmente una guía explicativa.

En dicho documento se incluirán los procedimientos, las listas de seguridad y todos aquellos aspectos que garanticen el trabajo en equipo desde todo el potencial de sus miembros, hasta lograr lo mejor con los CAR-T. A lo anterior, este farmacéutico hospitalario añadió la necesidad de usar economías de escala.

Cristina Avendaño

Clínica e investigación

La jefa del Servicio de Farmacología Clínica del madrileño Hospital Universitario Puerta de Hierro de Majadahonda, la doctora Cristina Avendaño, habló de complementariedad en terapia celular e investigación.

Para ello, aseguró Cristina Avendaño, no hay que inventar procesos cada día, sino definirlos bien con ajuste a las necesidades reales de los centros, y sin duplicidades. Como ejemplo, puso el no duplicar tanques de nitrógeno, aquí y allí, para la conservación en frío de las células empleadas.

Se alegró Avendaño de formar parte de uno de los primeros centros en investigar con las técnicas génicas aludidas, desde el objetivo principal, aseveró, de facilitar el acceso más rápido posible a los nuevos tratamientos para los pacientes.

Para promover la referida investigación, la también presidenta de la Sociedad Española de Farmacología Clínica (SEFC) pidió que no se multipliquen los registros clínicos, de manera que todos sean compartidos y se puedan presentar solicitudes comunes a la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

Guillem López-Casasnovas

Hacia una tormenta imperfecta

El catedrático de Economía de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, el doctor Guillem López-Casasnovas, adelantó que, según los economistas de la salud, los financiadores se dirigen a una «tormenta perfecta», dados los costes de las terapias que están en camino, por lo que, de cara a achicar agua entre todos, considera que urge un buen consenso social al respecto.

Como buen conocedor de la agencia sanitaria del Reino Unido (NICE), distinguida por sus evaluaciones de años ganados según ajustes por calidad, este profesor apuesta por crear un organismo europeo que funcione como el Banco Central de la Unión Europea (UE), para Oncología. De esta manera, los países podrían costear con sus fondos todos los tratamientos para el cáncer en sus respectivos territorios nacionales.

Además, Guillem López-Casasnovas se mostró partidario de aprovechar los costes de oportunidad que surjan, desde la óptica del impacto presupuestario, mediante fórmulas de precio por volumen y criterio de coste-efectividad, en unas dinámicas como las actuales, estima, en las que los precios de los nuevos medicamentos no son totalmente transparentes.

En ese último aspecto, comentó López-Casasnovas que el precio de los tratamientos oncológicos en Estados Unidos es de 80.000 dólares al mes, con incrementos de 10.000 dólares cada 30 días.

Álvaro Lavandeira

Pacientes y leyes

El presidente del Instituto de investigación y formación de salud (IFSASALUD), Álvaro Lavandeira, dirigió la mesa centrada en los CAR-T desde la perspectiva del paciente. En su introducción, trajo al presente la sentencia del Tribunal Constitucional que ratificó el derecho a la protección de la salud de todos los ciudadanos.

La primera en hablar fue la presidenta del Grupo Español de Pacientes con Cáncer (GEPAC), Begoña Barragán, para quien las nuevas terapias traen a un tiempo una gran esperanza y un mar de dudas.

Así ocurre, afirmó la máxima representante de GEPAC, con las terapias CAR-T, acerca de las cuales la primera preocupación es la regulación que necesitan y todavía no tienen en detalle. Concretamente, quiso saber si tendrán exención hospitalaria, por lo que le pidió su opinión al jurista Julio Sánchez Fierro.

Begoña Barragán

También mostró Begoña Barragán curiosidad acerca de los precios de los nuevos medicamentos y sobre el futuro de la investigación académica con estas tecnologías génicas.

Barragán, que se manifestó optimista desde su propia trayectoria vital como paciente en más de una década, tuvo argumentos para asegurar que, en Oncología, también pasan muchas cosas buenas con el correr de los años.

Julio Sánchez Fierro destacó la importancia que concede la UE a las nuevas terapias biológicas, hecho que justificó la promulgación de un reglamento propio y de obligado cumplimiento para todos los países miembro.

Desde ese punto de partida, comunicó Sánchez Fierro que es posible lograr autorizaciones parciales de investigación por criterio de urgencia, algo que abre la puerta, reseñó, a las CAR-T académicas, en estimulante competencia con las comerciales.

Julio Sánchez Fierro

Afeó Sánchez Fierro a un consejero autonómico que afirmó que costear las terapias CAR-T en España supondrá 90.000 millones de euros, cuando todo el presupuesto sanitario del país se reduce a 65.000 millones de euros.

Además, destacó este especialista en Derecho Sanitario que cada minuto de cada paciente cuenta y elogió la colaboración entre distintos perfiles médicos y profesionales; sin que trabajar en equipo suponga, advirtió, diluir la responsabilidad del que instaura la terapia. Todo ello a la luz, precisó, de la Ley de Autonomía del Paciente. Además, llevó esa exigencia a las comisiones que deciden sobre medicamentos, ya sea en hospitales o a escala regional.

Del plan específico presentado por la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, el propio Sánchez Fierro echó en falta la trazabilidad para seguridad del paciente y el plan clínico a seguir con los CAR-T, a lo que sumó un cálculo demasiado timorato de los tratamientos a 50.000 euros por paciente, cuando en China se sospecha que superarán los 100.000 euros.

Precisamente en materia farmacoeconómica, este ponente apuntó a un modelo de financiación diferenciado, como el que se utiliza en Reino Unido para el abordaje del cáncer, con la salvedad, concluyó, de que las terapias CAR-T en España estarán indicadas para 300 pacientes como máximo, muchos de ellos niños.

Deja un comentario