Tecnología e Investigación Según un sondeo elaborado por SEDISA

Las cifras en salud aumentan un 48% cada año, pero solo se accede al 20% de datos de enfermedades

— Madrid 11 Jun, 2019 - 5:12 pm

Según los resultados del ‘Sondeo de Percepción sobre Innovación, Gestión Sanitaria y papel del directivo de la salud‘, elaborado por la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA) y la Asociación Nacional de Directivos de la Salud (ANDE), el principal reto para los directivos de la salud en el ámbito de la innovación es la medición de los resultados en salud, ya que la cantidad de cifras en salud aumenta un 48 por ciento cada año, pero solo se puede acceder al 20 por ciento de los datos sobre cualquier enfermedad.

Jon Guajardo

Partiendo de dicha premisa y con el afán de seguir avanzando y formando a los actuales y futuros directivos de la salud, las sesiones presenciales del Máster Universitario en Gestión y Planificación Sanitaria para Directivos en la Salud de la Fundación SEDISA y la Universidad Europea se cerraron con la ‘Jornada #MUGYPS. Medición de resultados en salud‘.

Según la revista Forbes, el Big Data es el futuro de la salud. Para el gerente de la OSI Barrualde Galdakao y vicepresidente segundo de SEDISA, Jon Guajardo, «tenemos un ecosistema de datos en donde hablamos de términos como la interoperabilidad y cómo queremos enfocar este ecosistema hacia los resultados en salud».

Para ejemplificar esta experiencia en resultados de salud, Jon Guajardo compartió la experiencia de la sexta edición del proyecto Amphos, centrado en la medición de resultados y que unió a más de un centenar de pacientes, directivos y profesionales de la salud, que trabajaron conjuntamente en el análisis de la importancia de los resultados en salud y su medición para la mejora del sistema sanitario.

Para poder hablar de Big Data

Las conclusiones, que serán presentadas próximamente, recogerán la situación del Sistema Nacional de Salud (SNS) y cómo se puede llevar a cabo la coordinación entre las diferentes comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad para conseguir, mediante la compartición de los resultados, un medio común que facilite la eficiencia y la equidad y la toma de decisiones en gestión sanitaria.

Para poder hablar de Big Data, según la directora de Innovación del Área de Health and Energy Predictive Analytics del Instituto de Ingeniería del Conocimiento (IIC) ubicado en la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), Julia Díaz, se deben dar las cuatro V: volumen (tamaño y escalabilidad), velocidad (streaming), variedad (muchas fuentes) y veracidad (exactitud).

En cuanto a los retos más destacados a los que se enfrentan los directivos de salud, desde un punto de vista general, Guajardo subrayó que «lo que más nos falta por medir es la visión del paciente con resultados. Es decir, sabemos cuántas rodillas operamos, pero no como está el paciente después de hacerlo».

En concreto, Ana María Martínez, quien es coordinadora de Investigación de HOPES, resaltó como principales retos «la falta de estandarización de los campos a medir, las diferentes historias clínicas electrónicas, el hábito de rellenar campos de texto libre, documentar de forma deficiente los datos de interés y los retos de tiempo debido a la presión asistencial. Todo ello supone unas barreras y se necesita un cambio cultural importante».

Deja un comentario