Farmacia Como ya hizo con Muface en julio

Cantabria integra en la receta electrónica a mutualistas judiciales adscritos al sistema público

— Santander (Cantabria) 5 Oct, 2020 - 3:37 pm

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Cantabria ha comunicado que los usuarios de adscripción pública de la Mutualidad General Judicial (MUGEJU) ya pueden hacer uso de la receta electrónica en las farmacias de esta comunidad autónoma.

Dicha Administración sanitaria, a través de sus Direcciones de Ordenación Farmacia e Inspección y Transformación Digital y Relaciones con los usuarios, y en colaboración con la propia MUGEJU y el Colegio Oficial de Farmacéuticos de esta región, acaba de poner en marcha esta medida, que “mejora sustancialmente la calidad asistencial que se presta en la región y evita desplazamientos innecesarios a los centros asistenciales”.

En este contexto, la Consejería de Sanidad del Ejecutivo autonómico señala que “avanza así en la integración en el sistema de receta electrónica de todo el mutualismo administrativo, puesto que los usuarios de la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado (MUFACE) ya disponen de esta opción desde el pasado mes de julio. Una medida en la que Cantabria fue pionera, junto con Aragón”.

El convenio suscrito el pasado 17 de mayo de 2019, entre la cartera sanitaria del Gobierno cántabro y MUFACE, el Instituto Social de las Fuerzas Armadas (ISFAS) y MUGEJU, permitía la integración de los titulares y beneficiarios que optaron por el sistema sanitario público para la prestación de la asistencia sanitaria en el sistema de receta electrónica.

Evitar errores de prescripción y dispensación

A partir de ahora, los mutualistas de MUGEJU de adscripción pública podrán también “beneficiarse de las garantías de calidad y seguridad del sistema electrónico que evita errores de prescripción y dispensación, así como duplicidades terapéuticas y sobredosificaciones”, destaca la Administración sanitaria regional.

De esta forma, añade la Consejería de Sanidad del Ejecutivo autonómico que “los mutualistas judiciales verán facilitada su accesibilidad a los medicamentos, al eliminarse la actual prescripción mediante talonarios de receta en papel de la mutualidad”. Al mismo tiempo, la dispensación también pasa a ser electrónica en cualquiera de las oficinas de Farmacia, sin necesidad de visitas periódicas a los centros de salud, aspecto importante en esta situación de pandemia por coronavirus.

Además, se incorpora la información sanitaria en su historia clínica digital, por lo que dispondrán en Cantabria de una historia farmacoterapéutica única accesible a todos los profesionales sanitarios del Servicio Cántabro de Salud (SCS).