Industria farmacéutica

Bristol-Myers presenta resultados de nivolumab para cáncer de pulmón

Bristol-Myers Squibb Company ha anunciado los resultados de seguimiento a largo plazo (mediana de seguimiento de 20,3 meses) de la cohorte de cáncer de pulmón (n=129) de la fase de extensión de fase 1 de búsqueda de dosis (003) de nivolumab, un inhibidor experimental del punto de control inmunitario PD-1.

Según informó la compañía, los resultados señalan que la actividad se mantenía en pacientes con cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) altamente pretratados. En concreto, se observaron unas tasas de supervivencia a un año y a dos años del 42% y 24% respectivamente en todas las cohortes de dosis. Estos datos, que se basan en estimaciones de Kaplan-Meier, se presentaron en el 15º Congreso Mundial sobre Cáncer de Pulmón.

 

Este análisis se refiere a 129 pacientes con CPNM, incluidos tumores de histología tanto epidermoide como no epidermoide. Todos los pacientes habían recibido al menos una terapia previa a nivolumab y, de ellos, el 54% habían recibido tres o más. En el conjunto de todas las cohortes de dosis, las tasas de supervivencia a un año y dos años fueron del 42% y el 24% respectivamente, de acuerdo con las estimaciones de Kaplan-Meier, y la mediana de supervivencia global (mSG) fue de 9,9 meses.

 

En todos los pacientes tratados, la tasa de respuestas objetivas (TRO) fue del 17%, medida mediante los criterios RECIST. Un análisis de los 129 pacientes con CPNM de este estudio según características seleccionadas de los pacientes demostró que nivolumab tuvo actividad en una amplia variedad de pacientes, incluidos aquellos con mutaciones en vías de señalización fundamentales en el cáncer de pulmón, como EGFR y KRAS.

 

Los datos presentados en la reunión anual de 2013 de la Sociedad Norteamericana de Oncología Clínica (American Society of Clinical Oncology – ASCO), de todos los pacientes con un año de seguimiento o más, demostraron un espectro, una frecuencia y una intensidad de los acontecimientos adversos (AA) relacionados con el tratamiento que fueron consistentes con los notificados inicialmente en el estudio en 2012.

 

Según se comunicó en ASCO 2013, los AA frecuentes relacionados con el fármaco fueron cansancio, disminución del apetito, diarrea, náuseas, estreñimiento, tos y disnea. Los AA relacionados con el fármaco, seleccionados con posible etiología inmunológica, definidos como acontecimientos adversos que pueden precisar una vigilancia más frecuente y/o una intervención única, incluyen erupción cutánea, diarrea y prurito.