Un juzgado de Cáceres condena a un paciente por el delito de atentado contra autoridad pública

a no aproximarse a su médico durante tres años

Guardar

16 CON CACERES IM-1
16 CON CACERES IM-1
La Asesoría Jurídica del Colegio de Médicos de Cáceres, representada por la letrada Lorena Velázquez, ha ganado un litigio por el que el Juzgado de Primaria Instancia e Instrucción  nº 1 de Plasencia (Cáceres) condena a un paciente, por primera vez en Extremadura por el delito de atentado contra la autoridad pública, a no aproximarse a su médico a una distancia de 100 metros, durante un plazo de tres años.

Los hechos que dieron lugar a esta sentencia, según informan desde la citada organización colegial, ocurrieron el 21 de febrero de 2014, cuando el acusado irrumpió en la consulta del médico mientras éste atendía a su madre de una urgencia y sacó una navaja abalanzándose sobre el facultativo con intención de pincharlo, al mismo tiempo que profería amenazas de muerte. El fallo señala que los hechos constituyen el delito de atentado a agente de la autoridad, recogido en el artículo 550 y 551.1 del Código Penal.

La sentencia obliga a la Administración autonómica, agregan desde el Colegio de Médicos de Cáceres, a excluir al paciente del cupo del médico agredido y a designarle un nuevo facultativo. Asimismo, agregan, condena al acusado a dos años de prisión con inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo, durante el tiempo de la pena, y la prohibición de comunicarse con el médico por cualquier medio o procedimiento, además de indemnizarlo por los daños morales causados.