Registrados un total de 26.414 convenios especiales de cuidadores no profesionales

Por la Seguridad Social

Guardar

magdalena
magdalena
El Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social ha informado de que el número de convenios especiales de las cuidadoras y cuidadores no profesionales de personas con dependencia aumentó a un total de 26.414, siendo la mayoría de estas mujeres, cifra que se traduce a un incremento del 361,63 por ciento desde el pasado 1 de abril, fecha en la que la Administración General del Estado (AGE) se hizo cargo de estas cotizaciones.

Magdalena Valerio

En el mes de marzo había en alta un total de 7.304 convenios especiales de estas características suscritos con la Seguridad Social, según datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Por entonces, aún eran los propios cuidadores los que asumían el coste de las cotizaciones. Así pues, estos convenios siguen vigentes, pero en la actualidad es la Administración quien paga las cuotas. "La principal ventaja para los cuidadores de suscribir un convenio especial con la Seguridad Social es que los años dedicados al cuidado de la persona dependiente, a menudo de su entorno familiar, se integran en su vida laboral y contribuyen a generar derecho a prestaciones como la de jubilación o la de incapacidad permanente", resume esta cartera gubernamental.

Los cuidadores no profesionales cuya persona dependiente a la que atienden tenía reconocida la prestación económica antes del 1 de abril, tienen 90 días naturales a partir de esa fecha para solicitar el convenio. "Los cuidadores de personas cuya prestación económica por dependencia sea reconocida a partir del 1 abril, por su parte, tienen 90 días para solicitar el convenio si quieren que sus efectos sean desde la fecha en la que se les haya reconocido la prestación", recoge el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Para suscribir este convenio es requisito que la persona cuidadora no esté de alta en la Seguridad Social. Además, la persona dependiente tiene que tener reconocida la prestación económica de dependencia para que su cuidador puede suscribir tal convenio.