Transporte sanitario de Madrid
Transporte sanitario de Madrid

La protección de los derechos de los pacientes justifica algunos requisitos restrictivos en transporte sanitario

Según determina el análisis de la Comisión Nacional de Mercados y de la Competencia sobre la Ley de Garantía de la Unidad de Mercado

Guardar

Tras las reservas profesionales fijadas por la Administración el pasado mes de mayo, la Comisión Nacional de Mercados y de la Competencia (CNMC) ha publicado el resumen sobre sus actuaciones relacionadas con la Ley de Garantía de la Unidad de Mercado (LGUM) durante el citado mes, en el que hace alusión al trasporte sanitario y resume que la protección de los derechos de los pacientes justifica algunos de los requisitos restrictivos de los contratos de servicios de transporte sanitario.

Así, dicha Comisión emitió un informe sobre los requisitos exigidos en la contratación del servicio de transporte sanitario para la provincia de Sevilla, del Servicio Andaluz de Salud (SAS). En concreto, se trata de las cláusulas relativas al inicio de ejecución y duración del contrato, a la exigencia de equipamientos no habituales integrados en los vehículos, y al criterio de valoración de la antigüedad y la amortización de los vehículos.

En primer lugar, la CNMC considera que no establecer una fecha inicial para la ejecución del contrato no favorece los intereses del actual adjudicatario del contrato ni de otros licitadores que ya dispongan de los vehículos exigidos, ni tampoco vulnera los principios de la LGUM. En segundo término, indica que "exigir un lavamanos como requisito adicional respondería a la discrecionalidad técnica reconocida a la Administración y se basaría en la razón imperiosa de interés general de protección de los derechos de los pacientes".