Nace la Comisión Promotora de la Sociedad Civil por la Salud de Madrid ante el COVID-19

Integrada por asociaciones de pacientes y otras de carácter social

Guardar

Coronavirus-2
Coronavirus-2
Las asociaciones de pacientes y otras de carácter social vinculadas con la salud, como Apoyo Positivo, Instituto para la Investigación y Formación en Salud (IFSA SALUD), Plataforma de Afectados por Hepatitis C de la Comunidad de Madrid (PLAFHC Madrid), Federación de Alcohólicos de Madrid (FACOMA), Fundación 26 de Diciembre (F26D), Asociación de Hemofília de la Comunidad de Madrid (ASHE MADRID) y Organización de Pacientes con Fibrosis Quística de España (OPFQ), han constituido la Comisión Promotora de la Sociedad Civil por la Salud para promover una entidad que tenga como fines el desarrollo de "una Sanidad mejor en el marco de una sociedad saludable" y aportar la visión de la ciudadanía sobre la situación producida por el virus COVID-19, que "está afectando de manera dramática a la sociedad madrileña en el marco de una pandemia mundial".

Con estas premisas, las citadas asociaciones firmaron un manifiesto en el que recogen "la preocupación por la situación de nuestro país amenazado por los miles de casos de contagio del nuevo virus, pero también desde la confianza en que esta amenaza la vamos a superar". Para ello, entre otros puntos, manifiestan su confianza plena "en nuestro Sistema Nacional de Salud (SNS)" y el hecho de que "disponer de una Sanidad Pública, universal y gratuita es una herramienta formidable para garantizar los mejores servicios a los pacientes que los necesiten". Además, remarcan que "la ciudadanía madrileña tiene un papel fundamental en evitar nuevos contagios, las medidas de prevención dependen de la propia ciudadanía".

El texto también refleja la denuncia de estas asociaciones por "el intento de especular con los instrumentos de prevención, mascarillas y líquidos desinfectantes que en algunos establecimientos están alcanzando cifras escandalosas" y llaman "a la acción de los servicios de inspección municipal y de Consumo para que pongan coto a estas prácticas abusivas". A su vez, consideran "el establecimiento de prioridades en la atención sanitaria" y que "los pacientes urgentes y los graves, los primeros en ser atendidos; los demás después. Los ciudadanos y las ciudadanas tenemos derechos en materia de Sanidad y también tenemos deberes. Hacer buen uso de los recursos sanitarios es básico para sostenibilidad del sistema público de salud".