Más del 80% de personas mayores necesitan cuidados de un podólogo de manera periódica

Según un informe elaborado por el Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos

Guardar

Un informe realizado por el Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos (CGCOP), que ha sido presentado al Ministerio de Sanidad, refleja que más del 80 por ciento de las personas mayores necesitan cuidados de un profesional de la Podología de una manera periódica, unas cifras que justifican la inclusión de estos profesionales sanitarios en el Sistema Nacional de Salud (SNS) y, más concretamente, en centros de salud y Unidades de Geriatría, ya que con sus tratamientos se reducirían las complicaciones médico-quirúrgicas, la atención institucional en Servicios Sociales, aumentaría el bienestar personal de las personas mayores y eliminaría la tensión que produce el mal en los pies en ancianos y dependientes.

José García Mostazo

En esta línea, dicha corporación destaca que "es fundamental tener en cuenta que la patología del pie del anciano es muy amplia, de forma que, con frecuencia, las personas mayores suelen padecer una o varias alteraciones en sus pies". Así, matiza que la lista de enfermedades con potenciales manifestaciones podales entre las personas mayores es "larga". En muchos casos, el pie puede ser el lugar primario de aparición e identificación de síntomas y complicaciones, como ocurre con enfermedades osteoarticulares, gota, artrosis y neuropatías.

Los objetivos que el CGCOP entiende que se deberían abordar con la incorporación de la Podología Geriátrica a la Sanidad Pública son limitar la invalidez, mantener la función y dar mayor independencia, tanto de las personas mayores como de los adultos dependientes. Con base en citada memoria, su Comisión de Sanidad elaboró el documento 'Cartera de servicios podológicos mínimos imprescindibles para la Sanidad Pública', que van destinados al cuidado del pie geriátrico, Atención Primaria y para el pie diabético.